Ha sido uno de los temas de discusión durante el año boxístico nacional y por fin ya tendría fecha definitiva. Hablamos de la pelea por el título chileno de los ligeros entre el campeón Hardy Paredes y el santiaguino, Óscar Bravo combate que se podría realizar el próximo 18 de noviembre.

Si bien faltan algunos detalles para hacerlo oficial, esa sería la fecha escogida para la pelea luego que el campeón osornino superara la lesión que sufrió durante su última pelea en Estados Unidos ante el local Casey Ramos.

Recordemos que la fecha original era el pasado 29 de julio pero el compromiso internacional de Paredes hizo que la pelea se corriera a mediados de agosto. Finalmente la lesión que sufrió el brazo el osornino obligó a suspender indefinidamente el combate, pero todo indica que se podrá concretar en el próximo mes de noviembre.

La pelea ha generado muchas reacciones en las redes sociales donde los seguidores de ambos púgiles han protagonizado enfrentamientos verbales que han involucrado incluso a la familia de Paredes con algunos de los representantes de Óscar Bravo.

Respecto de la posibilidad de realizar el combate en noviembre, Paredes (que se encuentra en plena campaña para ser concejal) afirmó que “estoy tranquilo y contento porque será la primera vez que defienda el título que gané en 2009”.

Acerca de su lesión Paredes comentó que “ya me dieron el alta médica, pero siempre me mantuve trabajando en la parte física. Ahora con mi equipo comenzaremos la planificación del combate pero en lo personal me siento muy bien”.

Sobre Bravo el púgil osornino señaló que “Bravo es un boxeador limitado y si quiere mi título tendrá que luchar mucho porque no le voy a regalar nada”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.