El pugilista mexicano Abner Mares logró una discutida decisión mayoritaria frente al argentino Jesús Cuéllar para despojarlo de la corona mundial de peso pluma de la Asociación Mundial de Boxeo en la arena USC Galen Center, en Los Angeles, California, logrando así su cuarta corona universal.

Luego de que el mexicano derribara al hasta entonces monarca en el undécimo episodio, todo parecía indicar que Mares se encaminaba a una clara victoria, pero dos de los jueces lo vieron ganar, 117-110 y 115-112, mientras que el tercero le daba el triunfo al sudamericano, con su tarjeta de 116-111, en favor de Cuellar.

El triunfo de Mares (30-2-1, 15 KO), se fundamentó en su mejor desempeño en cuanto a lo estratégico y debe darse crédito al trabajo de su esquina, con Robert García, quien además de tener muy bien estudiado a Cuellar, a quien entrenó durante dos años, fue notorio que le ganó la partida de ajedrez al experimentado Freddie Roach.

“Probé que tengo pegada, soy un campeón y estaré esperando por cualquiera que quiera pelearme. Soy campeón”, apuntó Mares al final del pleito en entrevista con Showtime. “Vamos a ver qué sigue, vamos a celebrar”.

Mares regresaba al cuadrilátero tras 16 meses ausente, después de dos derrotas en sus cinco combates anteriores. Ni Cuellar ni Mares habían peleado en 2016. Tenían previsto enfrentarse en junio, pero el combate se aplazó después de que la comisión atlética de Nueva York negara autorizarla cuando Mares no pasó una revisión ocular.

Leave a Reply

Your email address will not be published.