El mexicano Orlando “Siri” Salido llegó a Florida la semana pasada para recoger su premio de la Pelea del Año por su épica batalla del 4 de junio ante el campeón de peso superpluma Francisco Vargas en el StubHub Center.

Esta semana, está esperando la aprobación de su inminente enfrentamiento ante Vasyl Lomachenko, pero mientras tanto, Salido está quemando algunas horas como conductor de Uber.

“Es lo que hago”, dijo Salido, de 36 años, quien vive en Phoenix.

Salido, de México (43-13-4, 30 KOs), dice que no necesita del dinero que le da su trabajo de Uber para sobrevivir. Pero mientras esperar por su pelea, dice que le gusta mantenerse ocupado y mientras obtiene algo de dinero en su bolsillo.

El obtener un viaje al aeropuerto con un excampeón del mundo de peso pluma, parece ser un servicio adicional de Uber, pero Salido dice que no hay cargo extra, y algunos de sus pasajeros ni saben quién es.

“No muchos me conocen, pero algunos sí”, dijo Salido. “Todo mundo que me conoce, se sorprenden cuando me ven, pero a la misma vez, tampoco saben cuánto dinero ya he hecho”.

El mánager de Salido, Sean Gibbons, le ofreció una oferta al promotor de Lomachenko, Bob Arum, para que obtuviera $500,000, pero Arum no ha respondido. Y HBO, que probablemente va a televisar la pelea, no ha firmado tampoco para transmitir la revancha de la victoria de Salido en marzo de 2014 sobre el dos veces campeón olímpico, que ahora es monarca de peso superpluma de la Organización Mundial de Boxeo.

Salido dice que maneja su camioneta para Uber “solo cuando me da ganas”.

“Lo que ha logrado con su dinero- tiene varias casas, un complejo de apartamento de $700,000 de 15 unidades que renta, una compañía que renta casas de trampolín y barbacoa para fiestas de cumpleaños… es un inversionista”, dijo Gibbons.

Leave a Reply

Your email address will not be published.