Comparte

El excampeón mundial de peso completo, Wladimir Klitschko, aceptó que el reto que tendrá el próximo 29 de abril en el estadio Wembley en contra de Anthony Joshua es más que peligroso, pero no iba a dejar pasar la oportunidad de convertirse en tricampeón del mundo.

Klitschko (64-4, 53 KO) y Joshua (18-0, 18 KO) van a pelear por los títulos de la Federación Internacional de Boxeo y Asociación Mundial de Boxeo y aprovecharon para promover su combate en Nueva York, pues la pelea se transmitirá en suelo estadounidense.

“He peleado ante grandes audiencias pero nunca ante 90 mil”, aceptó Klitschko. “Anthony Joshua fue mi sparring en 2014 (…), tiene muchas habilidades, quizá será o quizá no será la más grande estrella de este deporte. Sé que tienes planes de pelear con (Deontay) Wilder después de mí, es bueno ser joven y ambicioso, pero creo que aún hay muchas dudas por resolver. Estoy tomando este reto con seriedad, quiero ser tricampeón del mundo y esa es mi obsesión”, admitió el ya dos veces campeón mundial pesado.

“Por ahora hay puros juegos mentales, pero sabemos que soy un hombre de acciones y mi obsesión es convertirme en el mejor”, respondió el británico. “Las preguntas son correctas, si es muy pronto, si mis oponentes me han preparado para esto. Dios nunca me ha puesto en una posición en la que no pudiera yo manejar y voy a estar con Wladimir Klitschko en frente de 90 mil personas, pero el objetivo sigue siendo el mismo”, aseguró el peleador de 27 años, 13 menos que su enemigo.