Esta vez no hubo dudas. El tailandés Srisaket Sor Rungvisai las disipó todas con sus puños al noquear a Román “Chocolatito” González al minuto con 18 segundos del cuarto asalto para retener el título mundial de peso Supermosca del CMB en el StubHub Center de Carson, California.

Rungvisai derribó en dos ocasiones a González en ese episodio, ambas con el mismo golpe: un gancho de derecha, corto, al mentón.

En la primera caída fue evidente que el orgullo de Nicaragua estaba mal y aunque se levantó a la cuenta de ocho segundos y trató de seguir en la batalla, el monarca le repitió la dosis con la misma derecha y lo volvió a depositar en la lona.

En esta ocasión, Román cayó descompuesto y quedó de cara a las luces. El réferi no necesitó de aplicar el conteo de los 10 segundos, pues era evidente que “Chocolatito” estaba mal y requería de atención urgente, porque en ese momento, lo que primaba, era su integridad física.

La Pelea El combate fue breve, pero en todo momento, el poseedor de la faja de campeón lució infinitamente superior y mucho más fuerte que González.

“Sabía que lo iba a noquear (a Román). En la primera pelea tan sólo entrené durante dos meses y en esta oportunidad pude hacerlo por cuatro”, señaló el tailandés a través de un intérprete. “Trabajé muy duro para esta pelea, porque quería que no hubiese dudas sobre mi legitimidad como campeón”.

“Peleé por Tailandia y por el pueblo de Tailandia”, agregó el campeón del mundo, quien se dijo listo para enfrentar a los mejores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.