Orlando ‘Siri’ Salido anunció su retiro del boxeo, luego de terminar vapuleado, derrumbado en la lona, enredado entre las cuerdas, con los golpes de un acorazado, que le pasó por encima: el boxeador de Ciudad Juárez, Chihuahua, Miguel ‘Mikey’ Román, en el combate estelar pleito principal de una velada escenificada este sábado en la arena del hotel Mandalay Bay.

El réferi a cargo de la pelea detuvo la contienda a veinte segundos de finalizar el noveno episodio, después de que Salido había visitado la tarima en tres oportunidades, pues también había caído en el cuarto y en el octavo episodios.

”Los años van haciendo mella en el cuerpo, después de tantas peleas, el tiempo no te perdona y te desgasta el cuerpo”, aseguró Salido, aún sobre el cuadrilátero, intentando explicar las razones de su derrota.

”Ya me voy”, dijo Salido, con lágrimas en los ojos, y luciendo las magulladuras en el rostro, tras la cruenta batalla, insinuando su retiro del pugilismo.

Por su parte, Román aseguró que ”ahora lo que yo quiero, es una pelea de campeonato mundial”.

El pleito cumplió con las expectativas de que, por los estilos y condiciones boxísticas que presentaban el juarense y el sonorense, se iba a dar una guerra y así sucedió desde la primera campanada.

Se corona Ogawa

En otro de los compromisos de la noche en el Mandalay Bay, el japonés Kenichi Ogawa se convirtió en el nuevo campeón mundial de peso súper pluma de la FIB, luego de imponerse en una entretenida pelea, aunque muy pobre técnicamente, al estadounidense Tevin Farmer.

Ogawa (23-1, con 17 KO’s), fue favorecido por las puntuaciones de dos de los jueces, que lo vieron ganar por 116-112 y 115-113, mientras que tercero la calificaba con un116-112, dando como vencedor a Farmer, quien vio descender los totales en su carrera boxística, a un 25-4, con 5 KO’s.

Leave a Reply

Your email address will not be published.