El veterano púgil de 41 años, Patricio Bravo, tendrá su tercer combate como boxeador profesional cuando enfrente este sábado en San Fernando al boxeador local Cristián “Taky” Rojas, en combate pactado a seis asaltos.

Bravo, quien tuvo un destacado paso por el boxeo amateur, sorprendió a la escena nacional al debutar en el profesionalismo a la edad de 40 años, “quiero ser un ejemplo de que con voluntad todo se puede” dijo en aquella ocasión.

Ahora, buscará mantener su invicto ante un púgil que tampoco conoce la derrota en el boxeo rentado. Rojas debutó también en 2017 y tiene un registo de una pelea ganada y un empate.

Previo a la pelea, Patricio Bravo comentó que se siente bien para el combate y afirmó que “este año se vienen varios desafíos, hay varias ofertas de peleas y eso es muy bueno para mí, pero voy paso a paso”.

El padre de la medallista sudamericana juvenil, Denisse Bravo, agregó que “después de este sábado ya hay una pelea para marzo, pero primero hay que pasar este desafío y después pensar en otro gran desafío que se viene el siguiente mes. Si Dios quiere espero tener en algun momento la posibilidad de pelear por un título”.

Respecto de futuros rivales, Bravo no escondió sus deseos de tener una revancha con el actual campeón nacional de peso super liviano, Ramón Mascareña, con quien perdió en el boxeo amateur.

“Él es un grande y uno de los mejores que enfrenté en el amateur, con un buen recorrido, pero también están los hermanos Carrión, para mi gusto de los mejores que pasaron técnicamente por el amateur. A mi edad se me vienen muy lindos desafíos”, finalizó Bravo.

La pelea será este sábado 10 de febrero en San Fernando en el gimnasio Los Copihues de dicha comuna.

Leave a Reply

Your email address will not be published.