Mikey García (37-0, 30 KOs) buscará  el título de peso súper ligero de la FIB al campeón invicto Sergey Lipinets (13-0, 10 KOs) este sábado por la noche en el Coliseo Freeman en San Antonio, Texas.

Mikey dice que quiere subir a welter y buscar al campeón de peso WBA / WBC Keith ‘Flauta‘ Thurman y Terence Crawford, quien aún no tiene un título. El tipo con el que Mikey no menciona que quiere luchar contra eI campeón de la FIB Errol Spence Jr.

El objetivo de Mikey de perseguir a Lipinets es ganar un título mundial de 4ta división. Él siente que eso es importante para él. No es tanto la idea de vencer a los poco conocidos Lipinets lo que está impulsando a Mikey, de 29 años. Es más, un caso de él sintiendo que necesita capturar un título mundial en súper ligero, para que valide aún más su carrera. Mikey ya ha ganado títulos mundiales en peso pluma, súper pluma y ligero. Mikey ganó sus títulos mundiales contra Orlando Salido, Ramón Martínez y Dejan Zlaticanin.

Desde que regresó de un retiro de 2 años y medio del boxeo en julio de 2016, Garcia ha derrotado a Elio Rojas, Dejan Zlaticanin y Adrien Broner. Las peleas contra Broner y Rojas tuvieron lugar en la clase de peso súper ligero.

En la última pelea de Mikey, derrotó a un Broner con guardia, quien es tan extravagante que es triste de ver. La mayoría de los luchadores pierden sus habilidades al final de sus carreras, pero el caso de Broner, cayo temprano en un profundo pozo sin fondo.

La única razón por la que Lipinets es campeón mundial es porque Terence Crawford dejó vacante el título IBF de 140 libras, y la Federación Internacional de Boxeo le permitió pelear contra Kondo por su vacante título de la FIB en lugar de insistir en que pelee contra alguien con talento como Josh Taylor

La única ventaja que Lipinets tiene sobre Broner es que mantiene su peso dentro del rango de la clase de peso de súper ligero entre peleas. El encuentro del sábado será una definición a puntos en donde Garcia quien no ha demostrado poder noqueador en súper ligero y parece ser tampoco busca ganar por la vía rápida, como lo vimos ante un Broner que solo se cubria con sus brazos. El combate contra Lipinets, representa un paso hacia la adaptación a el peso de 140 lbs y un posterior desembarco en la categoría Welter.

Leave a Reply

Your email address will not be published.