Por los clubes de boxeo: Escuela del “León” Cardenas, Castro.

Las 9 de la mañana en Castro, Chiloé. Dos horas de viaje desde Quellón, salgo a eso de las 6 de la mañana, distancia promedio entre las urbes de la Isla Grande que significan sacrificio, el mismo que todos quienes practican el deporte de los puños hacen a diario para llegar a sus lugares de entrenamiento. La Escuela de “El León” Cárdenas, esta ubicada en Castro Alto, en medio de pasajes y se encuentra ubicado en José Domingo Díaz, 640.

Luchando con los perros que están en el pasaje, los asusto con piedras invisibles y encuentro la escuela de Santiago Cárdenas, en donde se me indica que me saque los zapatos, dada la naturaleza marcial del lugar. Acostumbrado a los gimnasios centenarios de boxeo en Santiago, la medida me parece extraña, pero como dice el refrán, “donde fueres…”,

Santiago, muy cordial me invita a hacer las tomas, a las 9 am, es el entrenamiento de quienes compiten. Justamente en la velada de Matías Aguila, del pasado 24 de noviembre en Castro. Matías también esta ahí y muy tímidamente aparece en las tomas. Un calentamiento bajo un clima exterior de 12 grados y una muy alta humedad, así son las condiciones en Chiloé. Donde todo parece ser una entrega total por el boxeo. Luego de una rutina de calentamiento, comienza la sombra y la preparación técnica dirigida por Santiago, y una fuerte preparación física con pesas, un eterno tabú en el boxeo. Así se termina la preparación para los combates amateur y la velada del 24 de noviembre. El club del “León” Cárdenas, rompe con los esquemas tradicionales del boxeo, el tatami, las pesas y la heterodoxia. Sin embargo la sangre joven de su formador, es un aporte a la larga tradición del boxeo en Chiloé.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.