Deontay Wilder y Tyson Fury aparecen rumbo a una revancha que el CMB ya aprobó, pero hasta que la pluma se pone en el papel nunca se sabe.  Eddie Hearn de Matchroom todavía dice que quiere acordar una pelea de Anthony Joshua-Wilder para el 13 de abril en el estadio de Wembley.

Hearn está usando las propias palabras de Wilder contra él aquí, tratando de incitar al estadounidense a pelear, y no es una mala estrategia:

Si Wilder quiere ser indiscutible, siempre ha continuado en su carrera sobre una cara, un nombre, un rey de la división, la única manera de hacerlo es ganar los cinturones”. Anthony Joshua tiene el 75 por ciento de los cinturones, pero queremos ese 25 por ciento. Si él quiere crear un legado, tiene que pelear contra Joshua, entonces puede pelear contra Fury. Pero él puede ir directamente a la lucha Furia. Estas próximas semanas van a ser muy interesantes. Son buenos tiempos en la división de peso pesado, cualquier cosa puede pasar “.

Wilder (40-0-1, 39 KO) y Fury (27-0-1, 19 KO) lucharon por un empate enormemente disputado el 1 de diciembre en Los Ángeles, y hubo un llamado para una revancha inmediata, lo suficiente como para parecer. como si Joshua (22-0, 21 KO) quedara algo en el frío a pesar de tener tres de los cuatro títulos principales.

Hearn parece interesado en pactar luchas, cuando es sabido que durante los meses previos a la negociación de Wilder vs Fury solo respondió con elusivas ante la posibilidad de un combate ante Joshua, saliendo al ruedo con una supuesta pelea mandatoria ante el veterano Alexander Povetkin. Después del combate de Wilder-Fury, el gran perdedor fue Joshua, quien en medio de su inactividad, quedó totalmente fuera de toda posibilidad de realizar una pelea multimillonaria en Inglaterra, al menos para el primer semestre de 2019. En su momento Hearn, despreció a Fury y a Wilder y ahora paga las consecuencias.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.