Al parecer una de las peleas mas esperadas del 2019, tendrá que esperar ya, todo parece indicar que por lo pronto no abra segunda parte. Mientras tanto el octogenario Bob Arum, planea estirar el encuentro para encontrar mejores condiciones financieras, para la esperada revancha.

Deontay Wilder ha estado dirigiendo una agresiva campaña de descalificaciones a Tyson Fury por haberse retirado de su revancha inmediata cuando se informó que se encontraba en la recta final, Fury responde que le parecía mejor regresar a Showtime, donde cree que fue robado en su primer encuentro.

“El mundo sabe que gané la pelea al igual que tú y tu equipo“, señaló Fury. “Engáñame una vez, qué vergüenza, pero no me engañas dos veces.”

¿Por qué me van a robar de nuevo en Showtime? Mi equipo se ofreció a hacerte un favor, pagarte mejor y construir tu nombre “.

Se dijo que la oferta que el equipo de Fury le hizo a Wilder para una revancha era un acuerdo de varias peleas que incluía una pelea interina para ambos hombres, aunque la co-directora de Wilder, Shelly Finkel, mencionó que esencialmente implicaba contratar a Wilder para que se encargara de Top Rank / ESPN. el conflicto de las televisoras seria uno de los problemas mas difíciles de solventar.

Después de la pelea de Fury-Wilder, parecía que el peso pesado, estaba renaciendo. Sin embargo hoy los principales exponentes de la categoría, marchan por caminos distintos, debido a sus promotores, y queda en duda un futuro choque por los campeonatos mundiales. Mientras tanto Joshua entra en una guerra de declaraciones ácidas con Miller y Fury y Wilder, al parecer el único lugar donde se enfrentaran es en twitter. Esperemos que el segundo semestre, nos presente opciones mas positivas para el futuro de los pesos pesados.

Leave a Reply

Your email address will not be published.