Comparte

Después de dar positivo en tres drogas deportivas en marzo pasado, fue descartado de su mega pelea contra Anthony Joshua. Pelea que finalmente tomo Andy Ruiz, para dar la sorpresa del año.

Mientras Ruiz (33-1, 22KOs) y Joshua (22-1, 21KOs) se dirigirán a Arabia Saudita para su revancha del 7 de diciembre, Miller está ansioso por ir a cualquier parte para su primera pelea de 2019. C

Soy un hombre … siempre he respetado lo que haces, incluso cuando me golpeaste con la cámara”, dijo Miller a Hearn en presencia de otros reporteros durante una conferencia de prensa posterior a la pelea. “Pero aún tengo amor por ti. Creo que eres un gran hombre de negocios, pero … ¿todavía quieres promocionarme? ” Dijo a los medios el pasado viernes, desesperado por atención.

Miller sigue siendo co-promovido por Greg Cohen y Dmitriy Salita, y actualmente está en el proceso de finalizar un acuerdo lucrativo que lo exhibiría en las plataformas de ESPN.

Soy un ser humano. La vida pasa, simplemente hazlo mejor “, señaló Miller. “Sea una mejor persona, tome la información incorrecta que no fue necesario tomar, yendo en la dirección incorrecta. Sucede en la vida. A veces tomamos decisiones que nos cuestan dinero, nos cuestan oportunidades.

En esta ocasión, Miller en un discurso, humanitario que llama a la redención y sus “errores” ya es la segunda vez en su carrera que arroja doping y en la ultima vez, fue triple. insiste que se debe dar una oportunidad.

Miller comenzará el proceso de recibir una licencia de boxeo en los Estados Unidos a finales de esta semana. Para ese momento, una “suspensión” de seis meses impuesta por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) habrá expirado y le dará al contendiente de peso pesado la capacidad de presentarse ante una comisión estatal y defender su caso. Miller, una estrella en ascenso, que perdió la pelea mas importante de su carrera, por el abuso de drogas, esta muy lejos de volver a las grandes carteleras.