Comparte

Si algo caracteriza a Tyson Fury es que es una persona fuera de lo común. Su personalidad no pasa inadvertida y así lo deja ver en cada una de las previas a sus combates.

Su revancha con el campeón pesado del CMB, Deontay Wilder no ha sido la excepción y a comentarios tan pintorescos como que se mastrubaba siete veces al día o que practicaba sexo oral con su esposa para mejorar la resistencia de su mandíbula sumó otra declaración más que dejó a todos los periodistas descolocados.

“Después de esta pelea me voy a emborrachar con cocaína y prostitutas… ¿Hay algo mejor que la cocaína y las prostitutas? Yo me voy por las baratas, las de $30 dolares. Siempre date un shot de penicilina antes de hacerlo y si no tienes penicilina doble bolsa de protección”, fue lo que declaró Fury respecto de qué hará luego de la pelea.

Con Fury no se sabe qué está diciendo en serio y qué es un chiste, recordemos que el británico estuvo muy cerca de retirarse definitivamente de la actividad a causa de una adicción a la cocaína.

¡AYUDANOS A SEGUIR INFORMANDO SOBRE EL BOXEO NACIONAL E INTERNACIONAL! Para hacerlo puedes realizar una donación o promocionar tu marca en nuestro sitio. Puedes conocer detalles de todas estas alternativas pinchando este enlace: DONACIONES. Ojalá podamos contar con ustedes, ya por el solo hecho de leer este mensaje les estamos profundamente agradecidos.

TE PUEDE INTERESAR