Si bien lamentó la derrota ante el filipino John Riel Casimero por el título mundial peso gallo de la OMB, el cubano Guillermo Rigondeaux desestimó las críticas en contra de su estilo de boxeo ultradefensivo.

Nadie quiere pelear conmigo porque los frustro sobre el ring” afirmó Rigondeaux quien agregó que “conecté los golpes que necesitaba para ganar la pelea esa noche”.

En ese sentido, el cubano insistió en que “así es como gano. Estas son las habilidades que me dio Dios y así las ocupo, es lo único que conozco. Como pueden ver, sigo siendo mejor que nadie en las categorías ligeras y así voy a seguir luchando”.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.