Comparte

La pelea del año según algunos entendidos, se llevó a cabo este sábado en Las Vegas entre Gervonta Davis y Ryan García. El oriundo de Baltimore, Davis, obtuvo una espectacular victoria en el séptimo round con un gancho al hígado y continúa invicto con un record de 29-0 y 27 KO´s.

Una de las peleas más esperadas desde el 2022 debía darse entre Gervonta Davis y Ryan García, dos de los exponentes más taquilleros del momento. Claro que desde la primera vez que se mencionó la posibilidad del combate hasta la concreción este 22 de Abril, mucha agua pasó por debajo del puente.
Finalmente el showbussines obtuvo lo que tanto buscaba y el escenario del TMobile Arena de Las Vegas, fue el elegido para que Davis y García suban al cuadrilátero y entreguen el espectáculo del que tanto se habló.

La fama de ambos boxeadores se debe a diferentes aspectos que reúnen dentro como fuera del ring. Tal es así que en desde hace ya un tiempo se dice que Ryan “King RY” García es más popular en las redes sociales que entre los fanáticos del deporte. En cambio Gervonta “Tank” Davis obtuvo su popularidad por lo hecho con los puños.

El recorrido victorioso de ambos hasta esta noche, se dio por caminos diferentes. Davis subió a defender su record inmaculado luego de realizar 11 peleas por campeonatos del mundo sin haber perdido ni empatado en ninguna de ellas. En cambio García realizó ocho peleas por títulos menores enfrentado a boxeadores de poca trascendencia.

Con los protagonistas en sus esquinas la especulación quedó de lado y le dio paso al momento tan mentado. En el primer episodio el oriundo de Los Ángeles, California, García, salió con el ímpetu y el ánimo bien arriba intentando arrinconar a su rival desde el movimiento de sus piernas y algunos lejanos golpes lanzados. Gervonta decidió esperar ver qué haría y contragolpear para intentar lastimarlo en la corta distancia.

García tenía a su favor la altura y el alcance (1,73mts ambos) y la desventaja estaba del lado de Davis ya que mide 1,66mts de altura y su alcance llega 1,71mts. Con esto en mente la pelea debió desarrollarse del lado de García, pero sólo ocurrió en dos momentos, en la primera y en la quinta vuelta. El resto del combate fue territorio de Davis, ya que la primera ventaja de la noche la consiguió en el segundo round cuando luego de esquivar un golpe dirigido a la cabeza sorprendió a Ryan con un gancho de izquierda al mentón y lo sentó en la lona. Paso la cuenta de 8 y el referee le dio el pase para continuar.

Los rounds se fueron sucediendo, hasta que en el séptimo y en una acción similar a la de su primera caída, “Tank” lo conectó con un gancho de zurda al hígado y después de dar unos pasos hacia atrás mirando a los ojos a su rival, García puso rodilla en tierra y el conteo del árbitro ni siquiera comenzó cuando detuvo la pelea.

Desenlace espectacular y emotivo a los ojos de los espectadores y no tan sorpresivo. Victoria para Gervonta Davis sobre el rival que tanto deseaba enfrentar y ahora a esperar retos más grandes que lo lleven a la cima mundial. Ese objetivo tiene el nombre de Devin Haney que el 20 de Mayo enfrentará al ex campeón del mundo Vasyl Lomachenko.

Por el lado de Ryan García se espera que suba a las 140 libras y encamine nuevos desafíos que le devuelvan la gloria perdida.

La pelea del año ya sucedió pero fue este el KO del año?

HAZTE SOCIO AQUÍ

TE PUEDE INTERESAR