Fernando “Puma” Martínez inscribe su nombre en las páginas doradas del boxeo argentino tras ganarle en Japón al local Kazuto Ioka por DU y se convierte en campeón unificado súper mosca FIB y AMB.

La hazaña alcanzada en la mañana del domingo en argentina era soñada por el oriundo de barracas desde que le quitó el cetro FIB al filipino Jerwin Ancajas. En ese momento ya pensaba en Ioka y en pelear en la tierra del sol naciente, con la ilusión de alcanzar la doble faja.

La pelea lo tuvo como protagonista de principio a fin, sí bien hubo algunos rounds que el local ganó debido a su firme convicción de ir siempre para adelante y tener la entereza de aguantar los embates del argentino, también colocó algunos golpes que despertaron algunas alertas en el rincón azul.

El Puma, nunca abandonó la estrategia de intentar golpear primero y buscando tanto las zonas blandas como la cabeza de su rival. Los dos primeros asaltos dieron la impresión de que la pelea no llegaría al límite de los 12, ya que los ganchos al cuerpo y los poderosos rectos, acompañados de los ascendentes pusieron en serios aprietos a Ioka. Sin embargo pasado el momento, se emparejó el pleito y ninguno de los dos protagonistas abandonó su plan de pelea.

El último round fue de los tres minutos más excitantes y tensionados que se vivieron, porque la última impresión para los jueces se creía que sería fundamental para salir victorioso. Aunque lo acontecido de principio a fin daba la ilusión de que la mano en alto sería para Martínez, suele ocurrir que para ganar de visitante se recomienda noquear para no sufrir ningún favoritismo injusto.

La lectura de las tarjetas fue creando incertidumbre y nerviosismo, ya que las dos primeras fueron coherentes con lo ocurrido pero sin saber bien sí sería un fallo unánime o dividido. 116-112 y 117-111. La tercera fue 120-108 y en ese momento se creía que llegaría la injusticia por parte del jurado. “Ganador, rincón azul” dijo el presentador, y ahí explotó de alegría la esquina de Martínez. Fallo sin atenuantes salvo la tercera que fue exagerada pero para el lado de quién había hecho todo lo necesario para consagrarse campeón de dos organismos. “El Puma” ahora es campeón unificado FIB y AMB y espera por su próximo reto. Podrá ser el campeón CMB Jesse Rodríguez que se encontraba en el ringside u otro japonés Tanaka campeón OMB.

La historia ya está escrita y sólo Carlos Monzón y Fernando Martínez son campeones unificados. Además Martínez se suma a la lista de campeones en Japón como los históricos Pascual Pérez, Nicolino Locche y Horacio Accavallo, entre otros.