Este viernes 11 de agosto -casi un año después de su última pelea- el chileno Miguel “Aguja” González (25 victorias, 5 KO; 1 derrota) deberá que defender el título latinoamericano súpermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) frente al colombiano Anuar Salas (20, 12 KO; 4, 3 KO) en el gimnasio del Club México.

El combate ha concitado la atención mediática -será doblemente transmitida por CDO y Radio ADN- porque se trata de un duro escollo para el chileno camino a desafiar del actual campeón mundial de la AMB, el británico Khalid Yafai, sin duda, el más accesible de los monarcas de una de las categorías más competitivas de todo el orbe.

En ella figuran poderosos púgiles del Asia-Pacífico, como el japonés Naoya Inoue o el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, o la prolífica escena centroamericana, liderada por el nicaragüense Román “Chocolatito” González y seguido de cerca por los mexicanos Juan Francisco “Gallo” Estrada y Carlos “El Príncipe” Cuadras.

A continuación, cinco claves de lo que será este disputado combate:

1. El factor físico. Sin lesiones aparentes, pero con mucha dificultad en la organización de combates, Miguel González sumó prácticamente un año sin combatir y dedicado a su oficio como profesor de boxeo.

El Aguja despierta dudas respecto a su continuidad y será un desafío conservar el aliento para un púgil de peleas largas como él, sobre todo si Salas enfoca su ataque en las zonas blandas para cortarle los desplazamientos al chileno.

Por otro lado, el colombiano va por su segundo combate del año, ya que en marzo fue el encargado de darle la bienvenida al “Gallo” Estrada a los súpermosca. Perdió, por supuesto, pero ante un gran rival y dando signos claros de su competitividad.

2. La guerra de estilos. A pesar de su alcance y una estatura alta para la categoría, Anuar Salas es más bien un boxeador que se adapta al rival. Ante el asedio de púgiles fajadores, tiende a guardar la distancia, mientras que ante los estilistas, busca ganar el centro y presionar.

Si bien esa flexibilidad le da un amplio repertorio de recursos, donde destacan sus golpes rectos y algunos ataques de larga trayectoria a las zonas blandas, lo cierto es que no es un especialista y, por lo tanto, no maneja del todo bien ninguna de las dos facetas.

Al frente, González es un estilista con una técnica depurada. Sus desplazamientos, reflejos y defensa suplen la baja potencia de sus golpes. Debería llevar el ritmo del combate, a menos que se engolosine con el infighting y el colombiano lo lleve a un escenario pedregoso e incómodo.

3. Rodaje internacional. El récord del nacido en Puerto Escondido es engañoso. De sus cuatro derrotas, tres fueron en escenarios de primer nivel: Ante el panameño Luis “Nica” Concepción y los mexicanos David “Tornado” Sánchez y el ya mencionado “Gallo” Estrada.

El colombiano mostró sus mayores complicaciones ante boxeadores que exhibían mucha presión y un alto volumen de golpes. Cayó noqueado tres veces ante estos rivales, pero todas fuera de su país natal.

Por su parte, González solo ha salido una vez del país y también perdió. Fue por el título intercontinental ante el británico Paul Butler, donde se lesionó la muñeca y cayó por una decisión unánime. El chileno se ha acomodado a la capital y eso le puede jugar en contra ante un boxeador más experimentado en el concierto internacional.

 

4. La fragilidad de Salas. Es cierto, el boxeador colombiano ha pisado más veces los grandes escenarios, pero es precisamente allí donde se ha mostrado vulnerable. Los golpes al hígado y al mentón lo tienden a afectar rápidamente, lo que pone en duda su asimilación y se ha ganado la fama de “quijada de cristal”.

González en ese plano es superior. Jamás lo han noqueado y su buena defensa es una gran arma para el control de daños. En el ataque, debe buscar las zonas blandas los primeros rounds y ser preciso en el contraataque para afectarlo.

5. Las posibilidades de KO son mínimas. Si bien desde la esquina de González han declarado que buscarán cerrar la pelea antes del último asalto, lo cierto es que lo noqueador no está en la naturaleza del nacido en Renca y no hay por qué avergonzarse de aquello.

Los estilistas han tenido grandes exponentes igualmente comerciales que cualquier noqueador: Floyd Mayweather, Terence Crawford o Vasyl Lomanchenko son algunos que ejemplos actuales. Además, el pugilista nacional reivindica una escuela boxeril que no ha sido menor en nuestra tierra y ha tenido grandes exponentes, como Godfrey “El Gringo” Stevens, Alli Galvez, Raúl Carabantes o el propio Antonio “Fernandito” Fernández, “El Eximio”, padre de toda esta corriente.

La defensa, los desplazamientos y la asimilación, mantendrán a González a salvo de los embates del colombiano, mientras que Salas debiera sobrevivir al calculado ataque del chileno. Todo indica que la pelea se decidirá por puntos y a favor de quien logre imponer el ritmo del combate.

Leave a Reply

Your email address will not be published.