Gennady Golovkin ha entrado en una apuesta por el título de peso mediano de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) que recientemente fue despojado del campeón mundial de peso mediano Saúl ‘Canelo’ Álvarez. El mexicano acusa, desconocimiento de las negociaciones entre Golden Boy y la FIB, posterior al ridículo anuncio, de que no encontraban rivales de “calidad”, diciendo algo así como “no puedo pelear, porque soy muy bueno“.

Esta vez la FIB espera que las negociaciones sean mucho más fáciles esta vez para Derevyanchenko, ya que su equipo ya ha estado en contacto con el de Golovkin, así mismo ahora que no esta Abel Sánchez, se espera puedan progresar mas rápido.

El período de negociación gratuita de 30 días finaliza el 4 de septiembre. En caso de que no puedan llegar a un acuerdo, se ordenará una audiencia de licitación para la pelea.

Ambos boxeadores fueron rechazados por Álvarez . Quien recibió la orden de la FIB el 15 de mayo de iniciar negociaciones para una defensa obligatoria contra Derevyanchenko, que nunca despegó gracias a la supuesta confusión interna entre Álvarez y Golden Boy Promotions.

A Golden Boy se le otorgó un plazo de 30 días para solicitar una defensa voluntaria antes de enfrentar a Derevyanchenko, pero permitió que ese plazo pasara. Álvarez y Golden Boy pasaron gran parte del tiempo negociando un posible desafío del campeón de peso semi pesado Sergey Kovalev, pero el ruso desistió, debido a la petición de un peso pactado, que favorecía a Canelo y la falta de acuerdos económicos.

El otro es Golovkin (39-1-1, 35KOs), a quien Álvarez no quiere tener nada que ver después de su serie de dos peleas. Los dos lucharon por un empate controvertido en septiembre de 2017, con Álvarez terminando el reinado del título de Golovkin, un año después, en un veredicto de decisión mayoritaria.

Ambos han firmado acuerdos lucrativos a largo plazo con DAZN, quién persiguió a ambos pesos medianos con la intención de organizar una tercera pelea. Álvarez afirma no haber estado involucrado en la decisión de permitir que su título de la FIB haya sido despojado en caso de que no pudiera finalizar los términos para una defensa obligatoria contra Derevyanchenko por la sexta y última imposición fecha tope.

Golovkin ha peleado solo una vez desde su revancha con Álvarez, ganando por nocaut en el cuarto asalto contra Steve Rolls, en una pelea con mas tintes de parodia que de pelea.

Derevyanchenko (13-1, 10KOs), medallista olímpico de 2008 para Ucrania, da su segundo golpe en un título importante, quedando corto en una pelea por el título vacante contra Daniel Jacobs en octubre pasado.

Curiosamente, el título estuvo disponible cuando Golovkin renunció en lugar de una defensa obligatoria contra el Ucraniano, para preferir una pelea con el intrascendente Vanes Martirosyan.

De cerrarse el posible combate, sera un duro enfrentamiento siendo boxerilmente uno de los mejores encuentros del año. Por otra parte, es de esperar que Canelo pueda pelear con alguien durante lo que queda de 2019. La división de medianos tiene bastantes oponentes de calidad, he incluso en súper medianos, como para seguir posponiendo su combate con argumentos tales como “no encontramos rivales de a su altura“. Cosas que francamente nadie cree.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.