Al momento de la entrevista, el pugilista estaba vestido y motivado para ir a entrenar. La humildad es lo que más destaca en él. Asimismo, su buena voluntad es notoria y su disposición impresionante. Oriundo de Conchalí, sabe lo que es salir de abajo y lo que cuesta ganarse la vida. También, conoce la calle, la cual, en un momento lo tuvo contra las cuerdas, sin embargo, fue salvado por la campana. La disciplina y perseverancia fueron parte de su fórmula para salir adelante y convertirse en un púgil con miras a un título mundial: “Cometí muchos errores y gracias al boxeo me pude enfocar, madurar y trabajar. Prácticamente, me hizo disciplinado”.

Inicios

En el pasado, tuviste un momento en donde caíste en la drogadicción y la delincuencia ¿A qué le atribuyes poder dejar esos caminos atrás?

Yo creo que fue el boxeo y Dios (…) esas cosas se juntaron y empezaron a hacer un cambio. Cuando empecé a ejercitarme fumaba y no entrenaba en las mejores condiciones, pero gracias a que soy competitivo me iba dando cuenta de que mis compañeros eran mejores, rendían más, (…)  ahí empecé a dejar las cosas para rendir mejor. Después, me di cuenta de que había resultados, comencé a ganar peleas (…) y así, de a poco me fui alejando de las cosas.

¿Cómo conociste el boxeo?

En una barbería. Me estaba cortando el pelo y escuché a un cabro que hablaba de peleas. Le pregunte, “echándole la chorea”, de por qué hablaba de pelear y él me dijo que era boxeador. Me comentó que entrenaba en el campamento, cerca de mi casa en Conchalí, quedamos de juntarnos a las cuatro, llegue con la idea de pegarle. Al final, fui. Ahí conocí a mi primer entrenador.

Empezaste a boxear a los 22 años. En el ámbito deportivo es una edad avanzada para comenzar ¿Qué fue lo que te motivo para continuar y luchar por tus sueños?

Entre tarde al boxeo. Ningún deportista entra a un deporte a esa edad (…) me metí en la cabeza que quiero ser el mejor. Además, la disciplina me llevo a esto, a cumplir un sueño (…) estoy contento por haberle demostrado a toda esa gente que no creía y ahora me están apoyando.

¿Qué crees que estarías haciendo si no hubieses conocido el boxeo?

Estaría preso o muerto. Cambie a positivo en todo ámbito. Recupere a mi familia. Es más, a mi mamá la trataba mal, a mi papá lo eché de la casa (…) cometí muchos errores y gracias al boxeo me pude enfocar, pude madurar y entre a trabajar, prácticamente me hizo ser disciplinado. Cuando chico pensaba que me iba a “volar” y robar hasta viejo y ahora no (…) el boxeo me ayudo a darme cuenta de que con trabajo y dedicación se pueden lograr grandes cosas.

Hace unos años ganaste el título nacional amateur, recibiste un premio de 2000 pesos aproximadamente ¿Te dolió en su momento el premio, que opinión tienes al respecto?

Fue una vergüenza, no se apreció el esfuerzo de todo un año. En ese momento, era amateur y quería ser campeón de Chile, fue mi primer gran logro y creo que esa no es una recompensa para un deportista, no me alcanzaba ni para un jugo de un día de entrenamiento. Falta apoyo en el deporte. Creo que está la plata, pero se la roban.

Pandemia

El Covid-19 afectó nuestra vida cotidiana, estuvimos encerrados mucho tiempo ¿Cómo te afecto la pandemia en el ámbito deportivo?

Fue complicado, tengo un auspiciador, gimnasios Energy, y tenía toda mi implementación allá, entonces no tenía nada en la casa cuando no podíamos salir, nada para entrenar. El programa “Aquí Somos Todos”, me regaló todo tipo de implementación para poder entrenar. De hecho, la preparación que hice en pandemia fue lo que me permitió ir a competir a Miami.

Y en lo personal ¿Cómo te afectó?

La cuarentena me sirvió para crecer mentalmente, me hice más fuerte sabiendo que estaba en desventaja, tuve que hacerme la idea de que, si puedo, que a pesar de todo si se puede, y, al final, pude sacar la tarea adelante, a pesar de no tener las mismas condiciones.

¿En qué consistió tu preparación durante la pandemia?

Mantenerme físicamente. No tenía muchas cosas, había ganas. De hecho, como trabajo en la basura me encontraba cosas. También, entrenaba con los galones de gas, con pedazos de fierro levantaba peso, así me fui armando de a poco (…)  después, tuve que salir a correr escondido, ya que tenía que mantenerme activo, soy deportista profesional, y, lamentablemente, el gobierno no entiende esas cosas.

Experiencia en Miami

¿Existe una diferencia entre el boxeo que se hace afuera y el que se practica en Chile?

Si, en Miami sentí la diferencia. Acá en Chile, tengo que trabajar en la basura, levantarme a las cinco de la mañana, las preocupaciones de las deudas, de las cuentas y todo eso. Allá fui netamente a entrenar, enfocado que tenía una competencia (…) allá les pagan para entrenar, los auspiciadores se ponen de verdad para que uno se dedique al cien.

¿La diferencia de nivel que tú dices, se siente más en lo físico, en lo táctico, la mentalidad?

La diferencia es que el nivel de sparring es bueno. Allá pelean mucho más seguido, dos veces al mes o todos los meses, acá no hay tantos boxeadores como allá. El nivel sube mucho cuando haces sparring con boxeadores de un gran nivel (…)  con campeones mundiales y sudamericanos. Es distinta la exigencia, en cuanto entrenamiento es la misma mentalidad, la mista teoría de trabajo. Prácticamente hacen lo mismo que nosotros.

¿En Chile hay nivel para competir en el extranjero?

Si, hay boxeadores que son valientes, fuertes. Lo que falta es apoyo. Nosotros con lo que tenemos (…) le pudimos dar pelea a un boxeador que es de nivel mundial, entonces imagínate si tuviéramos el apoyo. Si estuviéramos en Estados Unidos entrenando a tiempo completo.

Combates

¿Cuál es el boxeador más difícil que has enfrentado?

Joahnys Argilagos ha sido el mejor, el que me ha hecho subir más el nivel. Es la mejor pelea que he hecho. Vi la categoría de él, su velocidad, pegaba fuerte, le sentí como tres manos sólidas y eso que mis sparrings son grandes (…) además, tiene más de 300 peleas, la experiencia que tiene me hizo crecer como boxeador.

Después de la pelea con Argilagos, te invitaron a seguir tu carrera en Estados Unidos, de hecho, ibas a tener un combate, sin embargo, tu rival resultó positivo por Covid-19 ¿Cómo te preparas psicológicamente para afrontar estos escenarios adversos y superarlos?

Chuta, igual es difícil, es algo que no me esperaba la verdad, me preparé siempre mentalizado en un rival, entrené a un nivel impresionante durante tres semanas y media (…) fue todo un sacrificio que sentimos quedo ahí, pero (…) la verdad es que no me arrepiento de haber ido, me abrió más puertas, me pudieron ver los promotores y otros boxeadores.

¿Cómo te tomas tu repentino éxito y la buena impresión que dejaste en Estados Unidos?

Estamos yendo paso a paso (…) tratando de no dar pasos en falsos (…) no quiero equivocarme en mi carrera, no tomar rivales que no esté listo para enfrentar. Me han ofrecido rivales de alto nivel, campeones olímpicos, pero aún no estoy listo para eso. Quiero ir mejorando y cuando esté listo vamos a dar el salto grande.

Deporte

Hablando del apoyo que reciben los deportistas ¿Qué opinas de los auspicios por parte de los privados?

No me gusta mucho el marketing del deporte. Hay deportistas que son muy buenos, tengo compañeros que son buenísimos, se esfuerzan y no tienen tantos auspiciadores, porque no mueven tanta gente. Las empresas dicen “con este cabro puedo vender mucho más porque llega a más personas” (…) da lata que no te juzguen como deportista, sino que te tomen netamente como (…) un producto.

La única deportista profesional en la convención constitucional es Damaris Abarca ¿Se debería asegurar en la nueva constitución el derecho al deporte?

La verdad, seria buenísimo. Seria genial que en la nueva constitución el deporte sea primordial. Que se haga parte de la vida de nosotros, imagínate que los niños no hagan educación física en los colegios ¿Cómo vamos a tener deportistas olímpicos así? En China los niños nacen y hacen deporte, los separan para hacer ejercicio.

Vida personal

Tu trabajas como recolector de basura, al inicio de la pandemia ¿Cuál era tu mayor preocupación?

Era complicado, mi mamá tiene enfermedades de base y tiene más de 60 años. Además, tengo asma. Lamentablemente hay que trabajar, eso sí, mi empresa es buena, como trabajo en Las Condes las exigencias de la municipalidad a la empresa son altas, teníamos hartos implementos de seguridad. Gracias a Dios nunca me pasó nada, no me contagie nunca, mi familia tampoco. Estaba con temor, pero hay que trabajar.

¿Te has sentido discriminado por tu trabajo?

La verdad es que si, nos han discriminado muchas veces, sobre todo cuando trabajas en comunas como Las Condes, que es gente que tiene mucha plata, entonces creen (…) que te pueden pasar a llevar. Lo bueno, es que llevo hartos años en mi sector, entonces la gente ya me conoce (…) este es un trabajo digno, que es tan valorable como el de un doctor, si la basura se va a paro dos o tres días se juntan toneladas de basura, es una labor tan importante, no cualquiera la hace.

Pensando en el futuro

¿Qué desafíos vienen ahora?

En calendario está hacer dos o tres peleas en Chile antes de partir, nuevamente, a Estados Unidos. Como tenemos la última pelea perdida, la idea es mejorar el récord (…) uno de esos encuentros puede ser transmitido por TVN, se está negociando. Después de esas tres peleas, el plan es ir por una pelea difícil en Estados Unidos.

Estas peleas ¿Serian con público?

La verdad es que dependemos mucho del día a día, de cómo va el plan paso a paso, esperamos que siga mejorando los números de la pandemia y que sea con espectadores. 

Un mensaje para tus fans, para los niños que te admiran…

Quiero decirles que se puede salir adelante cuando uno viene de abajo, que, a pesar de la adversidad, siempre hay una luz en el camino, siempre hay una forma de sacar las cosas adelante. Con esfuerzo y dedicación se puede lograr cualquier sueño y meta.

Foto: Gerardo Ramos

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.