La experiencia de disputar dos títulos mundiales para José “Pancora” Velásquez ya pasó y más allá de las lecciones a nivel boxístico que se sacaron luego de la pelea ante Murodjon Akhmadaliev surge la interrogante de cómo poder volver a estar ante una posibilidad de este tipo.

Frente a eso surgen dos conclusiones importantes: la primera es asumir que “Pancora” Velásquez es un boxeador con potencial de estelarista en eventos de alta convocatoria a nivel mundial y eso significa dar un salto respecto de cómo llevar su carrera en adelante.

Atrás deben quedar las veladas hechas a pulso en las cuales el propio “Pancora” asumía responsabilidades que iban más allá de las deportivas. Hoy, el chileno debe nutrirse de un equipo que le permita desligarse completamente de preocupaciones que no sean estrictamente boxísticas y el propio Velásquez debe entender que debe delegar esos asuntos más administrativos en otros integrantes de su círculo cercano.

En esa línea, es positivo el vínculo que el chileno firmó con una empresa norteamericana para continuar con su carrera deportiva pero, ojalá, ese vínculo vaya más allá que el solo hecho de concertar peleas, sino que también brinde otro tipo de apoyos profesionales que son necesarios en el boxeo de más alto nivel.

En segundo lugar, en el plano deportivo es necesario que “Pancora” pueda dar un salto evolutivo respecto de su boxeo y para eso necesita de la ayuda de un equipo técnico de nivel que, si bien no sea permanente, de cara a sus próximas peleas puedan prepararlo con tiempo y así pulir aquellos aspectos en los cuales queda rango de mejora en su boxeo.

Durante gran parte de su carrera deportiva “Pancora” ha delegado esas tareas a su círculo familiar más cercano y se entiende y se valora el aporte que ha recibido de los suyos, sobre todo en momentos en que pocos creían en sus capacidades y su futuro en la actividad. Pero hoy se necesita algo más que eso para llegar a la meta definitiva que es el título del mundo y, en ese sentido, es de esperar que pueda surgir la posibilidad de prepararse con algún entrenador que permita extraer al máximo las capacidades del chileno.

Tiempo hay. A sus 32 años, José “Pancora” Velásquez todavía tiene unos cuántos años donde podrá explotar su máximo nivel, pero ese máximo nivel solo se podrá alcanzar si todos nos damos cuenta que “Pancora” ya entró en un terreno profesional que obliga a todos los actores que estamos involucrados en el boxeo a responder a la altura de esas exigencias.

Si llegaste hasta acá es porque te gusta nuestro contenido. Ayúdanos a seguir apoyando y difundiendo el boxeo nacional con tu aporte. Hazte socio de Boxeadores.cl y permitirás que podamos seguir adelante con este proyecto autogestionado. HAZTE SOCIO PINCHANDO AQUÍ.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.