Wladimir Klitschko, ex campeón mundial de boxeo como peso pesado, no desperdició mucho tiempo pensando en cual sería su próximo paso tras ser destronado por Tyson Fury el sábado pasado.

Cuatro días después de una de las sorpresas más grandes del boxeo, Klitschko anunció este miércoles que él ha decidido ejercer su derecho contractual de una revancha inmediata.

“Yo estuve muy frustrado inmediatamente después de la pelea, pero tras algunas noches cortas ahora sé que quiero demostrar que soy mucho mejor de lo que fui el sábado, dijo Klitschko. “Yo no pude demostrar mi verdadero potencial en ningún momento. Quiero que eso cambie en la revancha y cambiará. Fallar no es una opción válida.

Fury (25-0, 18 KO), de 27 años, de Inglaterra, viajó a Dusseldorf, Alemania, donde Klitschko, de Ucrania, es una gran estrella, y logró la mayor sorpresa en la división de los pesados desde que Hasim Rahman derrotara a Lennox Lewis para ganar el título en Sudáfrica en 2001.

Aunque Klitschko-Fury apenas produjo acción y ninguno de los peleadores lució particularmente bien, Fury frustró a Klitschko (64-4, 54 KO), quien lució cada uno de sus 39 años, con su movimiento y la ventaja en tamaño para ganar con tarjetas de 116-111, 115-112 y 115-112.

La victoria puso fin al histórico reinado de Klitschko. Se había mantenido con el título por nueve años y medio, la segunda racha más larga en la historia de peso pesado, y había hecho 18 defensas del título consecutivos, la tercera mayor en la historia de la división. Klitschko estuvo 11 años y medio sin perder y llevaba una ristra de 22 peleas ganadas y hacía su 28va. pelea de título mundial en el peso pesado, un récord, en sus dos reinados combinados.

La pelea atrajo a una multitud de unos 50,000 fanáticos a la ESPIRIT Arena y, dada la magnitud de las cifras, una revancha tiene todas las de ser un evento masivo.

“Habrá un gran interés en todo el mundo en esta pelea que ya puede ser considerada como la pelea del año 2016”, dijo Bernd Boente, manager de Klitschko. “Hemos recibido muchas preguntas de los aficionados y los periodistas después del sábado pasado. El nuevo campeón y su retador las responderán todas dentro del ring”.

La decisión de Klitschko de tomar la revancha no viene como una sorpresa para los que lo conocen, aunque tomó un poco de tiempo para digerir la derrota. El lunes, escribió en las redes sociales: “Todavía no creo que en realidad perdí. Hombre, estoy sufriendo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.