Comparte

Por estos días, el destacado promotor de boxeo, Bob Arum, se encuentra celebrando sus cincuenta años involucrado en este deporte y aprovechó la ocasión para repasar algunos acontecimientos importantes de su carrera.

Dentro de los pugilistas que han sido manejados por Arum podemos contar a leyendas como Muhammad Ali, Marvin Hagler, Sugar Ray Leonard, Roberto Durán y más recientemente, Manny Pacquiao.

Pero si bien Arum ha tenido grandes aciertos como promotor, también ha debido enfrentar algunas decepciones y al consultarle respecto de cuál ha sido su mayor frustración como promotor Arum no lo duda: Julio César Chávez Jr.

“Él ha sido una de mis más grandes decepciones como promotor de boxeo. Soy un admirador, como mucha gente, de su padre Julio César Chávez, incluso promoví muchas de sus peleas. Él es una gran persona y un grab boxeador. Su hijo tuvo todas las herramientas y las habilidades y comenzó a pelear para nosotros cuando tenía 17 años, pero nunca mostró dedicación ni lo que se necesita para ser un gran luchador. Si no eres dedicado fracasarás y si no te preparas adecuadamente tu carrera se irá al vacío”, comentó Arum.

Julio César Chávez Jr. debía regresar a los cuadriláteros ante el campeón super mediano del CMB, Badou Jack, pero una lesión del mexicano obligó a suspender la pelea. Ahora Jack defenderá su título el próximo 23 de abril ante Lucian Bute y no se espera un regreso de Chávez Jr. antes del próximo mes de julio.