El ídolo del boxeo filipino Manny “Pacman” Pacquiao admitió que durante su juventud consumió diversas drogas pero que apoya completamente al presidente de su país Rodrigo Duterte.

El mandatario filipino ha emprehendido una fuerte lucha contra el narcotráfico que ha dejado un saldo, hasta la fecha, de cerca de 3000 muertes.

Pacquiao ahora es senador y muy cercano de Duterte quien incluso lo apoyo durante los primeros años de su carrera.

“El presidente no conoce de mi experiencia con las drogas” afirmó Pacquiao quien declaró que espera que esta revelación no entorpezca su relación, “él siempre da oportunidades a la gente que quiere cambiar” agregó que filipino.

Pacquiao tiene tatuadas las iniciales de un grupo llamado La hermandad de los Guardianes Mindanao en su hombro, al igual que Duterte. “Es una fraternidad”, señaló Pacquiao.

Leave a Reply

Your email address will not be published.