El principal problema por el que el británico Tyson Fury habría cancelado la pelea del 29 de octubre ante Wladimir Klitschko podría tener un trasfondo mucho más grave de lo que inicialmente se creía, ya que el aún campeón de peso completo de la Asociación Mundial de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo habría dado positivo por cocaína.

Aún falta el estudio completo del sistema antidopaje realizado por VADA, Agencia Voluntaria de Antidoping, y ello podría llevar tanto a la AMB como a la OMB a desconocerlo como campeón en espera de darle permiso a Wladimir Klitschko de disputar los campeonatos vacantes.

Hace unos días se dijo que un problema de depresión no había permitido a Fury estar listo para Klitschko, y que evidentemente estaba pasando por algún problema de consumo de alcohol, mas no se esperaba que en el fondo fuera también un problema de este tipo.

Hasta el momento, tanto la OMB como la AMB pidieron un reporte médico de Fury para saber cómo procederán respecto al título de los pesados, pero el hecho de que se hable de cocaína seguramente les obligará a desconocerlo y quizá hasta pensar en una sanción severa para el peleador de 28 años y marca profesional de 25-0 y 18 nocauts.

Leave a Reply

Your email address will not be published.