El namibio Julius Indongo dio la gran sorpresa del fin de semana y quizás del año en el boxeo mundial, al noquear en apenas 40 segundos al ruso Eduard Troyanovsky, quien fracasó en la tercera defensa de su corona superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

El zurdo Indongo no parecía tener lo suficiente para meter en problemas a Troyanovsky, quien había noqueado en 22 de sus 25 victorias. Sin embargo, bastó un gancho de izquierda de Indongo que se estrelló en el mentón del ruso, para enviarlo a la lona y acabar con su reinado.

Troyanovsky cayó de forma estrepitosa a la lona y no había forma que se recuperara para seguir en la contienda, decretando el final de la pelea apenas a los 40 segundos del primer round, en un resultado más que impactante.

Con esta victoria, Indongo elevó su record a 21-0, con 11 nocauts, pero lo más importante es que se coronó campeón superligero de la FIB. Por su parte, Troyanovsky vio caer su palmarés a 25-1, con 22 nocauts.

One Response

Leave a Reply

Your email address will not be published.