La campeona mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), la invicta Débora “La Gurisa” Dionicius, se impuso sobre la ex retadora mundialista neozelandesa Michelle “Pressure” Preston, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por octava ocasión su corona.

Ante una conocida retadora a quien ya había vencido en fallo unánime en 2012, Dionicius, que previamente fuera monarca sudamericana, dominó de principio a fin a una férrea Preston.

Con su mayor línea técnica, velocidad de desplazamientos y precisión de sus envíos, la argentina anticipó cada acción y combinó su jab zurdo con su cross diestro que hacían mella en la retadora.

Las tarjetas de los jueces, todos argentinos, fueron de 100-90, 100-90, y 100-89, todas a favor de Dionicius.

Leave a Reply

Your email address will not be published.