Comparte

Miles Davis, uno de los más grandes músicos de jazz de todos los tiempos, tuvo una relación muy cercana con el boxeo. Practicó de manera recreativa el deporta y además era un gran fanático.

Davis creció como músico en la época dorada del boxeo, cuando figuras como Joe Louis, Rocky Marciano y Sugar Ray Robinson eran leyendas en el ring. El músico se sintió atraído por la fuerza y la intensidad de los combates, así como por la habilidad y la estrategia de los boxeadores.

En su autobiografía, Davis cuenta cómo solía ver peleas de boxeo en la televisión con su padre, quien también era un gran fanático del deporte. Además, el músico tenía muchos amigos boxeadores, incluyendo al legendario Muhammad Ali, con quien mantuvo una amistad durante muchos años.

Portada del disco “A tribute to Jack Johnson” de Miles Davis.

En su música, Davis reflejó su amor por el boxeo de muchas maneras. Por ejemplo, en su álbum “Sketches of Spain”, el músico incluyó una canción llamada “Solea”, que se inspiró en la música que se tocaba en las corridas de toros españolas. En este sentido, el boxeo y la tauromaquia comparten muchas similitudes, incluyendo la intensidad y la emoción que generan en el público.

Además, Davis era conocido por su estilo agresivo y su habilidad para improvisar, lo que se asemeja a la forma en que un boxeador se mueve en el ring y responde a los movimientos de su oponente.

A tribute to Jack Johnson: el homenaje de Miles Davis al boxeo

Lanzado en 1971, este álbum de jazz fusion es un homenaje al legendario boxeador Jack Johnson, quien fue el primer afroamericano en ganar el título de campeón mundial de peso pesado a principios del siglo XX. Davis crea una banda sonora emocionante para la vida de Johnson, mezclando elementos de jazz, rock y funk en una sinfonía cautivadora.

El disco cuenta con una alineación estelar de músicos de jazz, incluyendo a John McLaughlin en la guitarra, Herbie Hancock en el piano, Billy Cobham en la batería y Michael Henderson en el bajo. La colaboración de estos músicos de élite resulta en una mezcla sin precedentes de improvisación libre y estructura musical, que se convierte en una obra maestra de la música.

La influencia del rock se siente fuertemente en “A Tribute to Jack Johnson”, lo que lleva a muchos críticos a categorizar el álbum como jazz rock o jazz fusion. Pero Davis siempre mantuvo que su música era simplemente jazz, y que su enfoque siempre había sido la exploración creativa del género.

El álbum es una experiencia única de principio a fin, con sus largas pistas que muestran la creatividad y la espontaneidad de los músicos involucrados. La pieza central del álbum, “Right Off”, es una muestra impresionante de la habilidad de Davis para improvisar y liderar a la banda en una dirección completamente nueva.

Con “A Tribute to Jack Johnson”, Miles Davis demuestra una vez más su capacidad para fusionar géneros musicales y llevar la música a nuevos horizontes. Este álbum se ha convertido en un clásico del jazz y es una pieza esencial en la colección de cualquier amante de la música.

TE PUEDE INTERESAR