Decidido a llevarse la victoria se mostró el púgil de San Joaquín, Héctor “Maldá” Medina, quien tendrá una segunda oportunidad de llevarse el cinturón de campeón chileno super ligero, este sábado, cuando enfrente al iquiqueño, Marcial Carrión.

Luego de la ceremonia de pesaje que cumplió sin problemas registrando 63 kilos con 200 gramos, Medina afirmó que llega a Alto Hospicio con la misión de ser campeón, “espero no se enojen los iquiqueños, pero yo vengo a buscar lo que es mío. Yo sentí en mi anterior combate con Mascareña que gané esa pelea y no solo yo sino que el público y los comentaristas dijeron lo mismo”.

“Maldá” afirmó además que llega mejor preparado a este combate “ya no entreno solo, tengo trabajos específicos, la ayuda de un nutricionista, hemos gastado mucho tiempo y dinero en esta preparación y todo dará resultado”, sentenció.

Respecto de su estrategia de pelea, Medina señaló que “voy a empezar a atacar, yo no miro en menos a Carrión, pero nadie esta libre”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.