Comparte

Como ya hemos hecho hincapié, la alimentación es la base de un buen rendimiento deportivo y en este punto es importante mencionar que no solo es necesario llevar una alimentación rica en carbohidratos, lípidos, proteínas y vitaminas, sino también en minerales quienes juegan un papel fundamental pues son componentes estructurales de los tejidos corporales y de los órganos, además que actúan como componentes de líquidos corporales en forma de electrolitos.

Es importante mencionar que la carencia de minerales puede provocar molestias musculares, calambres, un mayor cansancio e incluso mareos, además que podría tener efectos negativos en la recuperación, por ello su importancia. Hoy vamos a conocer los minerales que nuestro cuerpo necesita y cuáles son sus funciones.

Calcio: este el mineral más abundante de nuestro cuerpo y muy importante para la musculación ya que participa en la transmisión del impulso nervioso e influye en la contracción muscular. Las principales fuentes alimentarias son los lácteos, y algunos cereales, frutos secos y pescados pequeños como la sardina.

Sodio: es un electrolito que participa en la contracción muscular y en la regulación de los fluidos corporales, por lo que es muy importante para mantener una correcta hidratación. Se puede encontrar en alimentos de forma natural en frutas y verduras.

Potasio: este electrolito regula los niveles corporales de agua, además desempeña un papel fundamental en las células nerviosas, en la contracción muscular y en el aumento de la masa muscular. El potasio también está relacionado con el almacenamiento de glucógeno en el musculo). Lo podemos encontrar en carnes, frutas, verduras, legumbres y frutos secos.

Fósforo: este mineral participa en la producción de energía y compone la unidad energética más representativa en el músculo, por lo que está directamente vinculado al metabolismo del ejercicio. Trabaja de manera directa con el calcio. Lo podemos encontrar en alimentos como carnes, leche, quesos, cereales integrales, legumbres, frutos secos y huevos.

Hierro: el hierro forma la hemoglobina y es el responsable de transportar el oxígeno a las células del cuerpo, fundamental en cualquier persona, pero más en deportistas. Lo podemos encontrar en carnes rojas, pescados y mariscos, legumbres, cereales integrales y vegetales de hoja verde.

Magnesio: participa en la transmisión del impulso nervioso y el desarrollo de los huesos, centrándose alrededor de la producción de energía y la síntesis proteica. Lo podemos encontrar en frutos secos, germen de trigo, legumbres y cereales integrales.

Cobre: participa en el fortalecimiento de los huesos, la maduración de los glóbulos blancos y rojos y en el transporte de hierro; así mismo interviene en el metabolismo de la glucosa y el colesterol. Lo podemos encontrar en mariscos, granos enteros, legumbres, verduras de hoja oscura, frutas deshidratadas pimienta negra y levadura.

Como veras, los minerales son los grandes aliados de nuestro organismo.

TE PUEDE INTERESAR