Comparte

Si preguntan hoy por la figura más influyente del boxeo mundial, probablemente el nombre del presidente de la Autoridad General de Entretenimiento de Arabia Saudita, Turki Alalkshikh, responsable de hacer realidad algunos de los combates más esperados en el pugilismo profesional actual como el choque entre Tyson Fury y Oleksandr Usyk.

Pero muchos aún se preguntan que motiva a este hombre y en particular al gobierno de Arabia Saudita a desembolsar estratosféricas cifras de dinero en este tipo de eventos y esa respuesta la entregó Alalkshikh en una entrevista concedida a la plataforma DAZN.

El dicha conversación, el representante saudí afirmó que él “es un apasionado de este deporte” y que una de sus motivaciones es “recuperar el lugar prestigioso” que a su juicio le corresponde a este deporte en el mundo. “en los 70 y principios de los 80 el boxeo era más importante que el fútbol y mi idea es que eso vuelva a ser así”, señaló el saudí.

Pero además Alalkshikh confesó que existen razones personales que lo llevan a encabezar esta empresa “Me gusta por mi país y por la confianza de mi rey [el rey Salman], que Dios lo bendiga, y la confianza del príncipe heredero [Mohammed bin Salman] hacia mí. E incluso tengo una situación y un motivo personal. Tengo muchos [problemas] de salud en los últimos cinco años, tal vez. Y esto me ha hecho querer hacer todo y verlo en mi vida”.

“Venimos con una nueva estrategia y una nueva idea y visión para hacer y entregar las mejores peleas, a buen precio y hacer las peleas que la gente quiere ver. No queremos perder el tiempo. Tyson Fury tiene ahora 35 años, Joshua tiene 33, Usyk alrededor de 36, Wilder 38 o 37 y Beterbiev ahora tendrá 39 años. ¿Por qué estamos perdiendo el tiempo”, afirmó la autoridad saudí.

El árabe finalizó señalando que “Quiero decirles que no tengo la magia. Tengo algo más poderoso que la magia. Detrás de mí hay dos grandes [montañas]. No puedes ver el final de la montaña. El rey y el príncipe heredero apoyan lo que estamos haciendo. No podemos hacer esto sin su apoyo”.