La historia pugilística de Uzbekistan tiene una larga tradición desde los días de la Unión Soviética, sin embargo, luego de un largo tiempo sin resultados desde la crisis política de 1991, la media luna centro asiática, ha surgido de entre las cenizas y hoy es una de las potencias mundiales del boxeo amateur. Con sorprendentes resultados en los últimos eventos mundiales, como las olimpiadas de Rio 2016 con tres medallas de oro arrebatadas a cuba y en el último mundial masculino de Hamburgo 2017 , llego al podio en 49-52-56-60-64-69-75-81-91 y 91+.  Claramente están haciendo bien las cosas. El proceso de se lleva con juveniles desde 2014 se a propuesto alcanzar y vencer a potencias como Ucrania, Kazajistán, Estados Unidos y Cuba.

El estudio de sus combates, muestra aspectos innovadores y completamente inesperados, dentro de la táctica del boxeo tradicional, paso péndulo, jab y golpes rectos. El caso de la final 69kg de Hamburgo 2017 es emblemático. En final por el oro entre Roniel Iglesias y Shakhram Giyasov, se puede apreciar como el boxeador cubano es técnicamente perfecto, su ritmo, fintas, golpes rectos y trabajo de piernas, están tan sincronizados que se podrían calcular reloj en mano. Pero el Giyasov, rompió completamente el esquema de lo ortodoxia cubana, con cambios de guardia explosivos, derechas al pecho, clinch como falta táctica y unos reflejos y movilidad únicos.

Si bien es cierto el podio lo sigue liderando Cuba, esta antigua nación soviética, no debe ser ignorada, su boxeo heterodoxo está dando resultados y arrollando a escuelas como la europea o norteamericana, uno conocido nuestro Yamil Peralta (91k) de Argentina, se vio completamente abrumado en octavos de final contra un boxeador uzbeko de menor talla, pero con una guardia impredecible y explosividad con cross con la mano atrasada. Los boxeadores de Uzbekistan, han introducido algunos elementos innovadores, como los cambios de guardia y amagues explosivos en ataque, el desplazamiento en patrón de rombo por el centro el ring, el amplio uso de cross de derecha para abrir defensas cerradas, guardias bajas pero muy explosivas. Si bien es poco estético, el combate con ambas manos desde guardias ambidiestras, ha desarmado patrones clásicos de guardias cerradas como las europeas.

 

El trabajo táctico, de esta potencia centro oriental es un llamado de atención desde varias aristas, por un lado, la perpetuidad de los modelos de boxeo del siglo XX, no estarán vigentes eternamente y es necesario renovar conocimientos y experimentar. Así mismo Cuba siendo una potencia mundial indiscutible, no es la vaca sagrada del boxeo y si existen escuelas alternativas que logran resultados. A si mismo si es posible con trabajos de largo plazo general patrones de boxeo propios y no imitativos que no se adaptan a nuestra realidad político social y fisiológica.  La labor de Uzbekistan en el boxeo amateur, es un llamado a volver a estudiar y evolucionar el boxeo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.