Agradezco la enseñanza y constante guía de don Patricio Artigas, (Asociación Santiago Oriente) en la elaboración de esta columna.

Cuando hablamos de boxeo amateur, es uno de los elementos más importantes en considerar a la hora de obtener resultados, esta es la táctica de combate. En un estado inicial se dedica mucho tiempo, a la técnica y la preparación física, pero estas sin táctica y su aplicación en el combate, son solo movimientos vacíos. El boxeador(a) debe familiarizarse con los procedimientos técnico-tácticos, para emplear contra diferentes formas y estilos que pueden presentarse en el ring. El boxeo se trata de resolver problemas y de cómo somos capaces con nuestro entrenamiento, de superar estos la propuesta ofensiva del contrario. Por ejemplo adaptarnos a la pelea corta, contra golpear, el uso del clinch y la solución de las dificultades presentadas por los distintos oponentes.

Para comenzar, es importante el conocimiento, el ser capaz de analizar las guardias, formas de combate, técnicas empleadas con mayor frecuencia, escuela técnica y con el rápido análisis de esta información tomar decisiones concretas durante el encuentro. Es necesario, ante todo, aprender a observar y con rapidez comprender la conducta del contrario, sin haber conocido anterioremente su boxeo, algo muy común en el boxeo amateur.

El entrenador deberá explicar a los deportistas cómo descubrir los golpes, ataques preferidos del contrario induciéndolo, por medio de fintas falsas, golpes ligeros y explorar el boxeo de su rival. Llevando siempre la iniciativa con pasos péndulos, movimientos laterales, explorando a su rival para tomar acciones concretas. Con la experiencia el púgil debe volverse más observador, cauteloso y preparado para cualquier sorpresa, aprendiendo de las acciones del contrario.

Pero no todo es ring, el entrenador y su equipo, deben evaluar otros factores que pueden ser obstáculos como: el clima, la altura, el público, los jueces, la alimentación, el país entre otros factores. A partir de ahí el conocimiento del entorno y sus variables son responsabilidad del equipo técnico y como prepararse para los diversos problemas que se puedan enfrentar.

Las acciones tácticas

  1. Acciones exploratorias: como descubrir las combinaciones favoritas del adversario, con golpes simulados o de maniobra. El objetivo de esta fase es engañar, para inducir al contrario a mostrar su plan de ataque. Se trata de inducir al opositor a realizar acciones activas en su modo de pelear, provocarlo para un contrataque efectivo.
  2. La acciones de maniobra: se efectúan con ayuda del desplazamiento y defensa a fin de elegir una posición inicial, cómoda y momento oportuno para las acciones. Buscando ángulos ante guardias muy sólidas y golpes inesperados.
  3. Las distancias: un elemento de suma importancia, el saber elegir la distancia correcta según el rival y momento de la pelea. Elegir la larga distancia para contragolpear a un rival de menor estatura o aprovechar para contragolpear con anticipación. Este tipo de acción consigue una ventaja en términos de puntos, siendo más apreciable por los jueces.
  4. Las defensas combinadas: con maniobras que pueden ser un recurso de aproximación activa al adversario y mantener la media y la corta distancia. Estas acciones facilitan, mantenerse a larga distancia y las defensas combinadas con maniobras se usan también para variar la distancia.
  5. Pelea contra un adversario rápido: el púgil tratara de no demorarse en la distancia ventajosa para el contrario y después de cada ataque o contra ataque se colocara a distancia segura. Desarrollando golpes a media distancia aplicando golpes rápidos combinados con la defensa, fundamentalmente esquivas he inclinaciones, a veces paradas, pero retirándose enseguida, no dejando que el rival consolide una posición ventajosa.
  6. Pelea contra un boxeador de fuerte pegada: para enfrentar un contrincante con amplio volumen de fuerza, es necesario, trabajar a la defensiva, bloqueando, realizando salidas laterales, obligar al contrario a lanzar sus golpes al aire, recurriendo al clinch como falta técnica, para agotarlo y desmoralizarlo. Llevarlo a corta distancia, que es donde el impulso de sus golpes rectos de larga trayectoria, resultan impotentes.
  7. Pelea contra un boxeador técnico: en general en este caso nos enfrentamos a un púgil que contragolpea, entra combinaciones de tres golpes y luego sale, para dejar a su rival cortando el aire y si no tiene tiempo de huir, recurre al agarre. En este caso, es obligarlo a combatir en distancias que no le son cómodas, como la media y corta, llevándolo a las cuerdas y esquinas, resolviendo el clinch que el presente, con cross de derecha y golpes cortos.
  8. Contra un boxeador contragolpeador: es uno de los casos más complejos, ya que por lo general, son oponentes con mucha explosividad, experiencia y velocidad. En este caso el factor táctico del engaño es fundamental, inducirlo con fintas a atacar primero, para contragolpearlo y llevar la pelea a las distancias que le sean incomodas. De todo esto dependen los primeros segundos del encuentro para tomar las contramedidas necesarias.
  9. Contra un boxeador zurdo: con frecuencia esta guardia de derecha, crea problemas a los diestros, ya que el zurdo obtiene una posición ventajosa, los golpes fuertes e inesperados con la izquierda son un peligro constante, sumado al cross de derecha que se vuelve un arma muy peligrosa. Estos púgiles por lo general están más descubiertos a un golpe de derecha y por eso al pelear contra ellos se debe ocupar el recurso táctico principal, que es enviar golpes rápidos y secos a la cabeza con la mano derecha, distrayendo y amenazándolo con la mano izquierda. A fin de desarrollar el ataque con mayor rapidez y pasar al cuerpo a cuerpo, con una guardia frontal, de esta forma aproximar al zurdo a la mano derecha preparada. También debe pasarse a la iniciativa, ganado su lado “derecho” al contrario de la mano zurda, anulando la mano zurda de su rival y buscar el hígado mucho más expuesto, por su guardia cambiada.

La táctica de boxeo, es muchísimo más compleja que esta pequeña reseña, sin embargo lo más importante desde el entrenamiento inicial, es aprender a pensar y resolver dificultades, llevando el boxeo a su nivel más completo. Así mismo la existencia de un equipo técnico en una continua ampliación de sus conocimientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.