El ex entrenador de David Haye, Adam Booth, cree que cometió un error al volver a pelear con Tony Bellew el sábado pasado después de su derrota anterior en marzo de 2017. De hecho, Booth cree que Haye (28-4, 26 KOs) nunca debería haberse enfrentado a Bellew (30-2-1, 20 KOs) en primer lugar.

Haye fue noqueado en el quinto round por Bellew en su revancha en el O2 Arena en Londres, Inglaterra.  Con tres aparatosas caídas, en los round anteriores, Bellew realmente lo arroyo, incluso teniendo al talentoso Ismael Salas en la esquina y su música disco. Bellew, de 34 años, ya había detenido a Haye en el 11er asalto en su primera pelea el 4 de marzo de 2017.

Haye pudo hacer que muchos creyeran en sus posibilidades de vencer a Bellew en la revancha, con sus videos con pesas al son de la música disco, Sin embargo, Haye, fue derribado dos veces en la ronda 3 después de ser alcanzado por un gancho de izquierda de Bellew. Quien desde ahí castigaba impunemente a un Haye que pareció olvidar la guardia de boxeo, en donde todo lo que lanzaba Bellew le entraba una y otra vez.

Haye, de 37 años, aún no se ha jubilado. Aún se aferra, hablando de cómo las cosas podrían ser diferentes. Haye probablemente aún pueda ganar mucho dinero luchando contra pesos pesados ​​de nivel inferior para lograr que los fanáticos del boxeo crean en él nuevamente como lo hizo después de que detuvo a los oscuros contendientes Mark de Mori y Arnold Gjergjai en 2016 en sus peleas de regreso después de estar fuera del ring por 4 años entre 2012 y 2016. Haye estaba fuera de acción debido a una lesión en el hombro derecho que sufrió en el entrenamiento en 2012. Pero a pesar de los desvaríos de Haye, demostró que está acabado, sin físico apto para el boxeo y con demasiado tiempo de descanso. Es un final inmerecido para un gran campeón crucero y un peso pesado que logro lo imposible cuando venció a Nikolai Valuev el boxeador más grande la historia, con la escalofriante altura de 2.13 metros, y Haye de 1.91, al enfrentar a un verdadero Goliat.

Esos fueron los momentos estelares o como cuando noqueo a un mucho más robusto Dereck Chisora, con un cross de izquerda y cross de derecha, sin duda es uno de los pesos “grandes” más hábiles, con una cintura produgiosa y uso magistral de los volados (en ingles Hayemaker, de ahí su apodo). Así mismo circula un video en la red en donde supuestamente en 2013 le propino una paliza en sparring a Deotay Wilder, Haye fue un gran boxeador, pero sufrio la maldición de tantos. El no saber retirarse, ya sea por la necesidad de sustentar sus lujosos estilos de vida o por haber despilfarrado sus ahorros, como le paso a Joe Louis o al mismo Manny Pacquiao. Esta triste historia la veremos muchas veces. Prefiero a un Chino Maidana gordo y feliz que a un David Haye uno de los boxeadores que admiro estrellado en la lona después de recibir una paliza. Haye nos deja una lección sobre el retiro, la edad y la previsión en el futuro.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.