Después de la espectacular pelea contra Jorge Linares, Lomachenko se ha transformado en el boxeador con mayor atención de los medios. Mientras el árbitro aun realizaba la cuenta al venezolano, ya se especulaba quien sería el próximo rival del ucraniano.

La opción Mickey García: Mucho se ha hablado de Mikey García (38-0-0), quien a mi juicio, es un boxeador sólido, con excelentes bases defensivas y buena pegada en peso ligero. Sin embargo, García, parece tener en mente otras metas como la veta comercial y la extraña idea de ser campeón mundial en la competitiva división de los welters. En teoría, García se supone que debería tener un combate contra el campeón mundial de peso ligero de la Federación Internacional de Boxeo, Robert Easter Jr. (21-0, 14 KOs), así que no estará disponible para pelear contra Lomachenko en agosto. Aunque existen algunas limitantes de importancia, como que en las ultimas peleas de García ha sido en pesos pactados contra Adrien Broner y contra Serguei Lipinets en la división de súper ligero. García no parece tener muchos deseos de retornar a los ligeros. Además de arrastrar una mala relación con Top Rank y Bob Arum, quien califico a García como semejante a negociar con Corea del Norte. Esta opción, a pesar de ser interesante en lo deportivo, es una de las menos posibles.

La opción Gervonta Davis: A pesar de las declaraciones espectaculares de portales internacionales, de una supuesta pelea entre Gervonta y Lomachenko, no pasa de ser una bravata del momento. Davis (20-0-0), categoría súper pluma, es un boxeador joven, con bastante poder en las manos. Liquidó recientemente a un inactivo Jesús Cuellar, pero aun esta en otra escala para Lomachenko, quien al vencer a Linares el sábado demostró que es el mejor ligero del mundo. Por otra parte, Maywheater no expondrá al único de sus pupilos que parece tener cierto futuro comercial. Ya que a pesar de lo que diga Maywheather, su promotora no es competencia para Golden Boy, Top Rank o Eddie Hearn. La política, en este caso, será no matar la gallina de los huevos de oro, para este caso en particular, la única gallina del corral.

La opción de Ray Beltrán: Ray Beltran (35-7-1),  es un boxeador Top Rank, y eso hace que sea fácil para él armar una pelea entre él y Lomachenko. No hay que preocuparse por poner juntos la pelea entre Lomachenko y Beltrán. Por supuesto, el interés de ver a  Lomachenko pelear contra Beltrán no es de los mayores, pero eso no viene al caso. No hubo interés de los fanáticos en ver a Lomachenko pelear contra Miguel Marriaga, y aun así se hizo. Beltrán es campeón ligero OMB, después de un combate eliminatorio contra el veterano Paulus Moses de 39 años. Esta opción que podría darse en caso que Lomachenko no encuentre rival, dado lo difícil que es encontrarle oponente a alguien de tal calidad, no sería ni un gran espectáculo, como tampoco una pelea muy demandante para el ucraniano.

La opción Revancha Jorge Linares: Esta sería una de las más interesantes opciones, ya que Linares demostró que fue una pelea equitativa y que tiene la suficiente habilidad como para derribar a Lomachenko. El sábado presenciamos un combate espectacular, y una segunda parte, seria una buena opción comercial como un combate cerrado para Lomachenko, quien ya dejo claro que le gusta aceptar desafíos y combatir con el mejor. Esta última parece ser una de las opciones más atractivas y esperemos que prime el sentido deportivo. Para ver un rematch de esta excelente pelea.

Finalmente, Lomachenko es víctima de sí mismo, siendo paradójico que, al ser tan brillante como boxeador, lo deje virtualmente sin contrincantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.