Jarrell “Big Baby” Miller sigue con la campaña verbalmente agresiva para el enfrentamiento del 1 de junio con el titular peso pesado unificado Anthony Joshua, de paso, uno de los mejores boxeadores del planeta.

Con la conferencia de prensa para hacer que la pelea sea oficial, Miller (23-0-1, 20 KO) planea tratar de meterse en la cabeza de Joshua, lo que hizo, en una cita durante el año pasado:

No sé cuánto de él puede tomar (castigo). Te lo garantizo, vas a verlo quebrarse como un huevo. … Esta va a ser la temporada de acoso. Él es intimidado por todas las razones correctas. Este es el negocio del boxeo, este es el juego del daño, así que no hay nada humilde acerca de esto o nada bueno acerca de este juego. Se trata de trabajar duro y hacer lo que puedas para ganar la pelea. La realidad va a salir “. Declaro el sobre alimentado retador norteamericano, en una muestra de soberbia que no se condice con sus resultados.

Joshua (22-0, 21 KO) será el gran favorito cuando haga su debut en los EE. UU. En el Madison Square Garden contra Miller. Si Miller puede obtener una ventaja mental al entrar, tal vez lograr que Joshua cometa errores, nunca se sabe lo que podría suceder. Existen casos históricos,  desde la pelea de Cassius Clay vs Liston y el mismo Tyson Fury contra Klitschko, en la inolvidable conferencia de prensa en la que fue caracterizado de batman, en ambas ocasiones se trata de boxeadores sumamente talentosos contra campeones a la baja. Ahora, es un retador en donde su mayor virtud es llegar a los combates sobre los 150 kilos, sin grandes pergaminos contra un campeón unificado en su mejor momento.

Joshua no es un cualquiera, fue medallista olímpico en 2012, en profesional con mas de un 95% de ko, que a ha enfrentado a rivales de mucha calidad, como Parker y Povetkin.  Miller por el contrario, viene de las victorias de 2018 sobre Johann Duhaupas, un Tomasz Adamek y Bogdan Dinu todos desconocidos y de quinta linea. El Bebesón como seria la traducción de su apodo, debería pensar en como va a manejar los 10 centímetros de diferencia de alcance, la velocidad y técnica superior de su poderoso rival británico. En vez iniciar una carrera anti deportiva, que le puede costar muy caro.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.