Este 2016 ha sido de dulce y agraz para Ángelo Báez. Además de la alegría que significa ser padre sumó su debut en el ámbito internacional cuando fue a pelear a México donde se llevó una victoria por KO. Pero a partir de ahí las cosas se han complicado. No pudo realizar muchas peleas y hasta ahora, solo suma una victoria ante el uruguayo Nestor Faccio. Pero las cosas cambiaron radicalmente en las últimas semanas y ahora Ángelo Báez se apresta para debutar en los Estados Unidos y nada menos que en Las Vegas.

Báez se enfrentará el próximo 17 de diciembre al jamaicano, Nathaniel Gillimore, un boxeador peligroso que registra un record de 15 victorias (12 por KO), una derrota y un empate, un cambio de planes porque inicialmente el “Bombardero” pelearía ante un rival mexicano.

Antes que se embarcara rumbo a los Estados Unidos, Báez conversó con Boxeadores respecto de sus planes para este combate, el más importante de su carrera.

¿Cómo te sientes para la pelea?

Me siento bien, había estado trabajando estas semanas tácticamente para lo que iba a ser el mexicano, me cambiaron el rival, pero seguí entrenando, ajusté algunas cosas y físicamente me siento bien, me he sacrificado más que para otras peleas, me he sentido bien, sin dolencias así que todo bien.

¿Cómo fue tu debut internacional en México?

No sentí mucha presión, si me sentí un poco incomodo por el hecho de ir solo, es un poco fome, ahora de nuevo voy solo, mi entrenador no me puede acompañar, así que por ese lado un poco complicado, pero nada que me complique por el hecho de ir de visita o ir a pelear afuera, combatí de visita con la selección así que no me complica mucho.

Por condiciones y edad eres uno de los boxeadores de mayor proyección del país, ¿sientes esa responsabilidad?

No lo había considerado de esa forma, no siento responsabilidad por nadie, solamente por mi círculo más cercano, no siento mayor responsabilidad con muchas personas porque aca no me han brindado mucho apoyo. A la gente en Osorno les gusta mucho el boxeo pero está muy dividido, Paredes tiene su barra, Laviñanza tiene su barra, yo tengo la mía y el apoyo financiero no ha sido muy bueno, no solo para mí, sino que para todos los chicos. Siento que tengo un mayor deber con mi familia que son los que siempre me apoyan, mi pareja, mi bebe y bueno todo lo he hecho paso a paso, nunca he dicho que le daré a Chile un titulo del mundo porque la carrera es muy larga y no quiero llenarme la boca con falsas promesas, prefiero ir paso a paso. Ahora tengo esta pelea y estoy 100 por ciento concentrado, viendo videos, practicando ,me concentro mucho en los sparrings, los clubes en ese sentido me han apoyado para sacar la tarea adelante, así que si no supero este peldaño no puedo prometer nada a nadie, así que voy con todo, súper preparado y ojalá ganar por KO.

Es una constante esto en el deporte chileno tener que trabajar para solventar la carrera ¿cómo has llevado esa situación?

yo lo que he visto es que hay empresas que apoyan, pero el apoyo no es constante y la carrera es muy larga, no es de un año a otro, yo debuté en 2012, estamos llegando a 2017 y tengo 16 peleas la mitad de las que necesitaría para lograr algo. De repente hay empresas que si apoyan pero no es contante, uno se desgasta psicologicamente buscando apoyos y uno piensa de repente que las cosas no tienen vuelta. Yo no tenía intenciones de pelear en Osorno este año porque no había apoyo así que esta pelea permite que nos replantear todo de nuevo, si nos va bien vendrían nuevos proyectos.

Una buena actuación en Las Vegas te puede abrir la puerta a más ofertas en Estados Unidos.

Quiero ganar esta pelea porque sé que me puede abrir muchas puertas,son las pocas oportunidades que a veces se dan en los deportistas, en el boxeo acá en Chile todos tienen su oportunidad y ahí cada uno ve si la toma o no. Yo creo que esta es la oportunidad que se me está dando y tengo que aprovecharla al 100 por ciento.

Crédito foto: Fernando Lavoz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.