A comienzos de año José “Pancora” Velásquez se propuso una meta: Conseguir un título internacional. Luego de un comienzo vacilante, durante las últimas dos temporadas el púgil chilote logró consolidarse y hoy se ha transformado en uno de los mejores boxeadores del país.

Por eso la victoria que consiguió el sábado en Brasil fue un premio para una campaña que se ha ido consolidando con el tiempo y que hoy lo proyectan más allá de su querida Chiloé.

¿Cómo valoras esta victoria que obtuviste en Brasil?

Valoro mucho a la gente, yo me entreno acá en Quellón con mi hermano Pedro y en la esquina tengo a Alderete y contento con el resultado porque la gente merecía una victoria fuera del país y veo que la gente está muy entusiasmada con el boxeo.

Cuéntanos cómo fue el combate. Se complicó al comienzo pero lograste darlo vuelta

Yo sabía que Paulo Soares tenía buena técnica, representó a su país en los Juegos Olímpicos, pero yo confiaba en mi fuerza y en mi garra. Sentí que estaba perdiendo la pelea y le pregunté a mi entrenador qué estaba pasando y él me dijo que me estaba confiando de dos golpes y que sumara uno porque con la tercera mano lo iba a agarrar, así que ahí pensé en mi familia, en Quellón y salí en ese round a hacer lo que me dijo mi entrenador y logré conectar la mano que lo dejó resentido y no lo solté mal.

Una cosa que llamó la atención es que has mejorado mucho la precisión de tus golpes.

En mis inicios tenía un boxeo muy desordenado, muy abierto, pero siempre tuve la garra que siento que me sobra, la valentía. Mi hermano me ayudó a perfeccionar mis golpes a cruzar más mis golpes y metiendo los golpes claros tengo mucha fuerza, todos me lo dicen, confié en eso, recordé lo que me dijeron y gracias a Dios resultó. Ultimamente he ganado todo por KO porque he hecho caso a las instrucciones.

¿Qué se viene ahora para ti?

Quiero terminar el año haciendo una pelea comercial, puede ser defendiendo el título de Chile ante Guido Antilef y si no, pelear con un argentino que me desafía constantemente y finalizar en diciembre con la defensa Fedebol de la AMB o el cinturón Latino de la OMB.

¿Posibilidad de continuar afuera tu carrera?

Apenas salí del camarín, cuando estaba más tranquilo, me llamaron de Estados Unidos, Luis Tapia, quien es quien llevó a Óscar Bravo, Ángelo Báez, siempre han estado interesados en mi, así que les dije que me den un buen entrenamiento, unos cuatro meses y estoy dispuesto a pelear con cualquiera. La otra oferta que tengo es de Brasil porque quieren meterme de nuevo en la cartelera porque hacía mucho que no veían a un peleador así en vivo.

Tu boxeo es muy comercial, con una buena quijada, vas al frente, tienes poder de puños.

Si, hace mucho tiempo hartos promotores me dicen que tengo buen boxeo para la gente, yo me lo tomo con calma porque a mi me interesan los cinturones, los logros. Yo tenía una pelea en España, me pagaban el doble, pero la deje botada porque a mi me interesan los cinturones. Voy a entrenar a full para seguir logrando más cosas y si Dios quiere ser campeón del mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.