Comparte

George Groves (28-3, 20 Kos) demostró tener mucho más boxeo que Chris Eubank Jr. (26-2, 20 KOs) al vencerlo por una decisión unánime de 12 asaltos en las semifinales del Mundial de Boxeo Súper Serie (WBSS) el sábado por la noche frente a un lleno Manchester Arena en Manchester, Inglaterra. Los jueces tenían Groves ganando 117-112, 116-112 y 115-113. Esos puntajes no parecen coincidir con la pelea entre Groves y Eubank Jr. No hay 4 o 5 rounds en la pelea que pueda señalar y decir que Eubank Jr. las ganó. En el mejor de los casos, Eubank Jr. ganó 2 rondas. En el peor de los casos, solo ganó la ronda 12 luego de que Groves sufriera una lesión en el hombro.

Las puntuaciones fueron muy generosas para Eubank Jr., quien solo ganó 2 rounds. Groves parecía ganar por 10 asaltos a 2 puntos. Solo hay un par de rounds en la pelea en las que se puede decir que Eubank Jr. hizo lo suficiente para ganar. Groves sufrió una lesión en el hombro izquierdo en la ronda 12. Si no fuera por eso, probablemente también habría ganado el ultimo asalto, ya que Eubank Jr. estaba peleando como si hubiera perdido los sentidos por completo persiguiendo a Groves sin estrategia he intentado conectar golpes aislados como si una pelea de bar se tratara. Un choque accidental de cabezas causó que Eubank Jr. recibiera un corte en el costado de su ojo derecho en la ronda 3. Era un corte grande y no había forma de que su esquina lo cerrara, especialmente con la forma en que Groves lo seguía conectando en el lugar afectado durante toda la pelea.

Eubank Jr. Lanzaba muchos ganchos amplios desde el exterior y se quedaba corto. Hacia el final de la pelea, Eubank Jr. comenzó a conectar con sus cross de izquierda con mayor frecuencia, pero Groves siempre lo contrarrestó con derechas. No había suficiente peso detrás de los golpes para que Groves se molestara. Fue en estos casos donde la falta de poder de Eubank fue un verdadero factor limitante para él. Si hubiera poseído la potencia tipo Carl Froch, habría sido capaz de cambiar la lucha. El tema del peso, fue una desventaja clara, Groves mucho más adaptado a la categoría, subió al ring cercano a los 80 kilos y Eubank Jr , se veía muy limitado de tamaño y poder.

Era un peso mediano luchando contra un peso semipesado, y nunca iba a ganar esa pelea, especialmente con sus habilidades limitadas de boxeo y su escasez de coraje que trajo al ring con él esta noche. Hay algunos pesos medianos habilidosos con golpes como Gennady ‘GGG’ Golovkin, Saúl Canelo Álvarez, Jermall Charlo, Sergiy Derevyanchenko y Daniel Jacobs, pero Eubank Jr. No maneja esta clase de poder.

Eubank Jr. no estaba dispuesto a atacar a Groves como había hablado antes de la pelea. Durante semanas, Eubank Jr. se había jactado de que iba a “devastar” a Groves y enviarlo a “retirarse”. El problema era que Groves seguía golpeando al mucho más pequeño Eubank Jr. y esto lo apartaba de su estrategia. Hay ciertas enseñanzas después de este combate, que sin duda fue una de las grandes palizas del 2018. Primero las redes sociales pueden “inflar” boxeadores, con la repetición constante de trucos baratos, como sparrings contra sujetos más grandes que son apabullados por la supuesta velocidad y poder de Eubank Jr.  o golpes en ráfagas a aparatos que no piensan ni responden, o abdominales increíbles y definición de culturista fitness. Nada de eso sirvió en el ring a la hora de enfrentarse a un boxeador experimentado, que entrena “boxeo” y no trucos de Instagram. Eubank Jr cayó en desgracia, ya que queda en su historial que no ha sido capaz de vencer a los mejores exponentes de su natal Inglaterra, Billy Joe Saunders y George Groves, en mediano y súper mediano respectivamente. Así mismo queda la interrogante, sobre si el padre es o no un entrenador competente, más aún con egos que parecen salir fuera de la órbita del planeta. El sábado, vimos una doble lección al marketing publicitario y el trabajo serio y clásico de boxeo.