Comparte

La velada del viernes 31 de agosto tenía algunos componentes simbólicos interesantes. En la pelea de fondo, Luis Cerda intentaba regresar de forma definitiva a los cuadriláteros y afirmar su boxeo ante un veterano Erwin Adriazola. A pesar de que Cerda no logró el noquear, obtuvo un triunfo que podría transformarse en una primera piedra para cimentar su regreso al boxeo profesional.

Pero la velada prometía algo más: mostrarnos a una joven promesa del boxeo chileno. Joseph “el ruso” Cherkashyn, con su destacada y amplia trayectoria amateur generaba expectación con su debut profesional. Su categoría en el boxeo amateur era de 75 kilos y en profesional se mantuvo cerca, en 72 kg. Su rival era también debutante, el peruano Oscar Paz. Sin embargo, este llegó con (al menos) 3 kilos extra, siendo muy evidente la diferencia de peso.

La pelea comenzó de forma algo conservadora, pero con una clara ventaja para Cherkashyn. Al final del primer round, Paz volvía a su esquina y movía la cabeza. El segundo round se notó la pegada de “el ruso”, ya que con un cross de izquierda hizo tambalear al peruano. El resto del round fue dominado por el chileno, quien conectó combinaciones muy precisas. La historia se repitió en los últimos dos asaltos. Si Paz pudo aguantar hasta el final, se lo debe en gran parte a esos kilos extra que llevaba consigo.

El debut y victoria de Cherkashyn nos hace pensar que ha llegado un nuevo aire para el peso mediano en Chile. Hasta ahora, solo existen dos boxeadores nacionales en esa categoría: Mirko Manquecoy, quien se ha mantenido con poca regularidad y Santiago Cárdenas, que repite el mismo patrón. Por ello, la llegada de Cherkashyn da dinamisno y pone presión a los boxeadores de esta categoría.

Sin embargo, no hay que mirar solo el boxeo nacional. El peso mediano es una categoría que se mueve mucho internacionalmente. Con apoyo, una carrera bien manejada y la adquisición de experiencia, es posible crear en el futuro un boxeador de alta calidad para ese escenario. Cherkashyn tiene los requerimientos físicos para la categoría, como una considerable altura y una pegada interesante. También demostró un buen manejo técnico que, de pulirse con el tiempo, tendrá muy altas posibilidades de conseguir el títutlo nacional y, por qué no, uno internacional.

TE PUEDE INTERESAR