En columnas anteriores hemos visto como se desarrollaba el boxeo en Chile durante su época de oro desde 1905-1930, ya hemos analizado como había llegado a ser un deporte de masas, practicado por una parte importante de la población, con una amplia difusión de este deporte en la práctica amateur, de hecho en mi anterior columna “inicios del boxeo amateur en Chile”, se destaca la falta de técnica y como los combates dejan de ser un encuentro de boxeo y más bien son una lucha furiosa.

Esto último nos lleva a preguntas sobre como llego a difundirse técnica en Chile, se sabe que el deporte se comenzó a surgir en Valparaíso y Santiago, Budinich era un chileno trotamundos que había practicado el boxeo en los Estados Unidos. Luego de fundar la academia en el puerto, junto al norteamericano Joe Daly crearon en Santiago, en 1902, “La Filarmónica del Huaso Rodríguez”, salón para la práctica del deporte de los puños ubicado en el centro de la capital, a un costado de la Iglesia de la Merced*. Practicado de forma extendida comenzó a ser tan popular que en 1915 se funda la federación de boxeo en Chile.

Uno de los primeros manuales en español que podemos encontrar en Chile, es el Método practico de box editado en Chile, traducido de un manual de boxeo inglés con una fecha aproximada a 1907. En este manual que contiene al menos 70 fotograbados, sobre posturas defensivas, paradas de combate y acciones ofensivas, se pueden apreciar una amplia variedad de técnicas algunas incluso pertenecientes a la época del boxeo sin guantes. Este manual está destinado a la clase alta, dado el escaso nivel de alfabetismo a comienzos del siglo XX y esto sumado a la gran cantidad de lenguaje en ingles que se maneja como vocabulario del boxeo en Chile. Tal como lo hablaba la crónica de los Sports, sobre el boxeo amateur existía una pérdida de profesores capacitados para enseñar la disciplina debidamente ya que estos se iban a clubes universitarios, o clases particulares a miembros de la elite ya que eran mejor remunerados.

Pero una vez conocidos los antecedentes históricos hablemos propiamente de la técnica del boxeo en a inicios del siglo XX, si bien Chile tuvo renombrados campeones como Heriberto Rojas, Manuel Sánchez, Luis Vicentini, Estalilao Loaiza, Antonio Fernández y Arturo Godoy. Estos campeones constaban con una ardua preparación física propia de las labores de la época como era el caso de Arturo Godoy y su trabajo como pescador.

Existía una base física que era bien explotada por los preparadores físicos a la hora de tomar a sus pupilos como era el caso de Louis Bouey antiguo entrenador del “Tani Loayza”, quien más bien manejaba una base física en la cual imponía algún golpe contundente como el gancho de derecha o el recto de derecha. Si vemos la pelea de Luis Vicentini contra el uruguayo Julio Cesar Fernández**, se puede apreciar la utilización base de jabs y rectos de derecha y golpes al hígado en los clinch, que son muy reiterados, pero en lo que respecta a uso del denominado juego de piernas como elemento defensivo, este es prácticamente nulo.

La raíz de esta base de boxeo pareciera estar en la docencia arraigada en el siglo XIX, si tomamos en cuenta que fue James Colbert en 1903 el primer púgil en usar acertadamente el jab de izquierda y los desplazamientos laterales, sin embargo su uso a comienzos del siglo XX aún era visto con recelo por los practicantes del box, un ejemplo claro es Jack Jonhson campeón peso pesado norteamericano quien desde 1908 a 1915 ostento el título de campeón mundial de los pesos pesados, con un notable record a su haber, si analizamos su estilo de combate se basa en el uso intenso del clinch y poderosos ganchos al cuerpo y al mentón, aprovechando su notable potencia física. En este sentido si bien existía una pauta “científica” del boxeo aun esta estaba en ciernes y aun no se lograba desenvolver por completo.

Para el caso de Chile, analizando el material disponible como el combate de Luis Vicentini y el libro “el método practico de box” de comienzos de 1900, podemos destacar las posturas fijas, los golpes rectos y una amplia variedad de golpes al plexo solar y la zona hepática, el uso del jab es prácticamente desconocido y poco empleado. Este fenómeno puede deberse a la falta de difusión de las nuevas ideas sobre el deporte que se desarrollaban en Francia y Estados Unidos tal como enunciaba en un artículo anterior la falta de profesores con mayor bagaje también repercutió en la técnica, que sí tendría un repunte hacia los años 40, en donde la amplísima difusión de clubes deportivos tendría como fruto un boxeo más técnico en los pesos más livianos. Aun así el boxeo a comienzos del siglo XX seguía con un pie en el siglo XIX y otro perdido en búsqueda de nuevos progresos en un deporte que a esos años se autodefinía como “científico”.

Jorge Drouillas es Profesor de Historia y Ciencias Sociales, Magister. Contacto a drouillas61@gmail.com

* En artículo de memoria chilena, “los inicios del boxeo en Chile.”  Véase http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-100580.html

** Para ver la filmación este es el siguiente link http://cinetecadigital.ccplm.cl/Pelicula?ID=cf5143d5-f043-64b8-a99e-ff0000f0762f