El boxeo chileno siempre ha carecido de grandes nombres. En estos momentos se me vienen a la mente, Martin Vargas, Cardenio Ulloa, Carlos Uribe, Godfrey Stevens, Arturo Godoy, Estanislao Loayza, Carlos Cruzat entre otros grandes valientes que, como los ya mencionados, dieron todo para conseguir la gloria, dejar su nombre grabado como los hombres más fuertes del mundo, es decir, Campeones del Mundo. Pero hay un boxeador que muchos conocedores del boxeo chileno se preguntarán por qué no lo mencioné, es porque él merece un lugar especial en el boxeo chileno, como el único boxeador nacido en nuestra tierra, en ser consagrado campeón mundial del peso ligero jr AMB el dia.

Han pasado 34 años desde aquel lejano 5 de junio de 1982 en el teatro Caupolicán, Santiago de Chile, Benedicto Villablanca un joven de 25 años, llegaba al ring mundial con un record bastante modesto de 27-6 12KO, Villablanca para desafiar al campeón de Puerto Rico Samuel Serrano (46-4-1 16KO) por el título mundial de Jr. Ligero de la WBA.

La pelea era dominada de manera cómoda por el campeón Serrano, con su largo alcance, sus 11 cms. de ventaja en estatura con el boxeador nacional, hacía que éste último apenas lo pudiera tocar. No obstante, las cosas comenzaron a cambiar a partir del round 6, cuando “Sammy” comenzó a sangrar durante el asalto. El árbitro venezolano de la contienda Jesus Celis, declarara que el sangramiento del campeón se habría producido por un “golpe efectivo” del retador, por ende, si por alguna razón, Serrano no podía continuar peleando, éste sería derrotado por nocaut técnico.

La pelea siguió adelante, Villablanca atacaba como un toro, a pesar de esto los jueces tenían adelante en las tarjetas al campeón. La pelea se detiene nuevamente en el undécimo asalto, debido al corte de Serrano, el árbitro decreta el final de la contienda, y Benedicto Villablanca fue declarado ganador y nuevo campeón de Peso Ligero Jr. de la Asociación Mundial de Boxeo, por nocaut técnico en el undécimo asalto.

Durante 2 semanas exactas Villablanca se hizo un héroe nacional. Había conseguido lo que hace años otros no habían podido, Benedicto era el primer campeón legítimo de Chile. No obstante, el equipo de Villablanca no contaba con que el equipo de Serrano apelaría al resultado de la lucha, reclamando que fue causado por un cabezazo, no por un golpe, el corte en la cabeza de Serrano.

La AMB entonces sostuvo una reunión extraordinaria en Puerto Rico para revisar el vídeo de la pelea. Después de estudiarla, los funcionarios de la entidad pactaron que Serrano y su equipo tenían razón y un cabezazo produjo el corte. Con esto la pelea fue catalogada “Sin decisión”, o sea es como si la pelea jamas hubiera sucedido en los registros de ambos boxeadores. Pero no contentos con eso, el equipo de Serrano volvió a apelar a que el campeón era el que iba adelante en las tarjetas, donde nuevamente el AMB tuvo en cuenta este hecho e invirtió el resultado de la lucha dando a Serrano una victoria por decisión técnica en el undécimo round.

Mucho se maniobro en esta pelea, mucho poder estuvo involucrado en esto, la Federacion Chilena de Boxeo, amenazó con no estar más en alianza con el AMB, mostraron que lo más justo es que le dieran una revancha directa a Serrano (cosa que se hace actualmente en el boxeo cuando el resultado es contradictorio).

Una vez mas el boxeo chileno fue privado de tener un campeón mundial, Benedicto Villablanca sigue considerándose como el primer y único campeón mundial Chileno (sin contar a Carolina Rodriguez en boxeo femenino). Los aficionados al boxeo lo recordamos como lo que fue, un boxeador que dejó todo en el ring, que dio su vida por el espectáculo en el boxeo nacional y que fue coronado rey, para posteriormente le quitaran su corona que tanto le costó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.