En un año en donde Lomachenko con su boxeo de la matrix, hace lo que parece imposible, donde Canelo, luce poderoso y imparable, o Tyson Fury se levanta de entre los muertos. Hay un boxeador que deportivamente ha destacado sobre todos, quien siempre sonriente, con una actitud deportiva a toda prueba y letal con sus puños, ese es Oleksandr Usyk barrio con toda la categoría de peso crucero y unifico todos los cintos del planeta.

El ucraniano de 31 años tuvo un año espectacular en 2018, que comenzó convirtiéndose en el primer campeón indiscutible de peso crucero en la historia. Usyk participó en el torneo  de la World Boxing Super Series y gano por  decisión mayoritaria a un batallador Mairis Briedis en enero, una decisión unánime sobre el poderoso Murat Gassiev en julio (donde se convirtió en el campeón indiscutible), y luego noqueo de forma brutal a Tony Bellew el último mes.

Usyk, ya venció a todos los rivales disponibles, en la categoría de cruceros, gano el torneo de mayor importancia mundial en su división y simplemente no le queda nada que ganar. Con un boxeo técnico, rápido, inteligente y letal, es sin duda uno de los 5 mejores pugilistas del mundo.  El 2019, pasara a la división de pesados llevando consigo su habilidad, para poner presión en tierra de gigantes.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.