El Team Chile, está de viaje en Ecuador, el Profesor Segundo Chango Ávila y su escuadrón compuesto por Diego Guerra, Patricio Rivas, Héctor Tapia y Cristofer Valenzuela, ya están entrenando en el Centro de Alto Rendimiento en Cuenca, Ecuador. Se eligió un entrenamiento en altura para este campamento en particular. Mientras la selección trabaja en las alturas, sobre ellos se ciernen las fechas claves para el boxeo AIBA en nuestro continente.

Según la información del portal oficial de AIBA, los clasificatorios de la Confederación Americana de Boxeo, para los Juegos Panamericanos de 2019 en Lima comienzan este 2 hasta el 11 de abril, en Managua, Nicaragua. Cita donde nuestra selección tendría las chances de clasificar a los juegos Panamericanos de Lima que son entre el 27 de julio y 2 de agosto. Sin duda, una cita difícil la de Nicaragua, pero también es importante recordar que el equipo dirigido por el profesor Segundo Chango Ávila es relativamente reciente y necesita de un bagaje en competencias internacionales para ir tomando fuerza de forma paulatina.

Después de estos mega eventos continentales se vienen las más importantes citas del boxeo amateur. Es el caso del Mundial masculino en Rusia, entre el 7 y el 21 de septiembre y el Mundial femenino entre el 3 y 13 de octubre, también en la lejana Rusia. El acceso a los mundiales depende de los resultados en Managua y en Lima, pero también en caso de clasificar el financiamiento de tan lejana empresa, es uno de los escollos más grandes.

Pero antes de apuntar tan alto hay que mirar a los objetivos inmediatos, comenzando por Nicaragua, lugar difícil para las categorías más bajas, por la súper abundancia de púgiles de estas categorías.

Existe un punto de duda en torno al Team Chile sobre que sucedió con la conformación de un equipo femenino. Ya que no asistió ninguna representante ni a Republica Dominicana, como tampoco a las bases de Ecuador y por ende tampoco a Nicaragua. En el boxeo femenino existe muy poca visión de futuro, ya que son categorías nuevas, con competidoras jóvenes, que poco a poco van llenando las categorías existentes, recordemos que de forma inexplicable, Cuba no tiene equipo femenino y eso permitió el dominio de Estados Unidos en esta rama, con muy buenos resultados en el reciente mundial juvenil de Budapest. El boxeo femenino aún conserva categorías en donde se puede competir en igualdad de condiciones, sin embargo, de forma inexcusable, se sigue apostando por las mismas opciones de siempre y que no dan resultados concretos desde 1956. Con las notables excepciones de Miguel Veliz y Ricardo Araneda. Pero el deporte de alto rendimiento debe ser un plan de progreso y proyección, no una moneda lanzada al aire.

Así las cosas, 2019 es un año fuerte para el boxeo americano, con un Clasificatorio y un Panamericano ad portas.

TE PUEDE INTERESAR



Leave a Reply

Your email address will not be published.