Comparte

Canelo, ayer reacciono a los dichos de GGG con agresiones verbales en inglés, idioma que él no habla, por lo tanto idea de alguien más. La verdadera procedencia de esta nueva estrategia publicitaria parece ser obra de De la Hoya y sus compinches, así mismo, GGG ha caído en descalificación y francamente un llanto agónico, sobre el estado “dopado” de Canelo, quien sin embargo no gano debido a sus propias falencias técnicas, siendo incapaz de solucionar por sí mismo el esquema defensivo del mexicano. Quien parece realmente estar detrás de estos comentarios, puede ser el mediático vende humo de Abel Sánchez, conocido por sus dichos grandilocuentes y sus exageraciones dignas de una ópera italiana.

Ambos luchadores han dejado caer sus imágenes de deportistas serios y se han revelado un lado que el público del boxeo nunca antes había visto de ellos. Con discursos de descalificaron que empezaron tímidamente después del positivo de Canelo Álvarez por Clembuterol.

Muchos fanáticos del boxeo creen que Canelo es un tramposo de drogas. Los fanáticos han reaccionado negativamente a las pruebas positivas de Canelo para el clembuterol prohibido, y su silencio sobre el tema lo ha empeorado. Es como una tormenta de fuego fuera de control, la reacción del público del boxeo ante la prueba positiva de Canelo. Ayudaría si tuviera algo para los fanáticos. Es una lástima Canelo no se tomó el tiempo para abordar algunos de los comentarios que Golovkin hizo acerca de él creyendo que había usado drogas para mejorar el rendimiento antes de su último septiembre.

Golovkin ve a Canelo como un tramposo de drogas en serie, que no dio positivo en el rendimiento del clembuterol, ya que consumió carne contaminada en México. Golovkin cree que Canelo usó la droga intencionalmente para obtener ventaja sobre él en su primera pelea y ahora para su segunda pelea el 5 de mayo en el T-Mobile Arena en Las

“¿Otra vez con carne mexicana? Vamos “, dijo Golovkin el martes sobre la excusa de Canelo para dar positivo al clembuterol. “Te lo dije, no es carne mexicana. Este es Canelo. Este es su equipo. Esta es su promoción. Canelo está haciendo trampa. Están usando estas drogas, y todo el mundo está tratando de fingir que no está sucediendo .”

Esta nueva estrategia comercial, para vender una pelea que es buena por si sola, parece ser una nueva idea de Golden Boy y las contramedidas de Abel “Parrilla” Sachez, para ensuciar la conducta deportiva excelente de ambos boxeadores, y crear un modelo de mercado del tipo norteamericano en donde a boxeadores como Deontay Wilder o Broner les gusta amenazar y denostar como si en el patio de una cárcel estuvieran. A mi modo de ver esto solo ensucia la tradición del boxeo y el noble arte de los puños. Esperemos que De la Hoya y Parrilla Sanchez, se vean lo menos posible en lo que queda para el 5 de mayo.