El sábado pasado, el actual campeón welter del consejo, mundial de boxeo, el norteamericano Shawn Porter (30-2-1/17ko), defendió su cinturón contra el cubano, Yordenis Ugas. En una victoria por decisión dividida con los puntajes. 116-112, 115-113 y 117-111 para el cubano. Esta tarjeta abultada y extraña da la impresión de ser un combate donde Ugas, arrollo brutalmente a Porter.

El norteamericano sorprendió, peleando desde afuera, veloz entre las cuerdas, contragolpeando con la derecha con arremetidas violentas y explosivas, en las que Ugas se veía perjudicado por su gran altura. Fue un combate extraño, ya que Porter combatía como nunca nadie lo había visto, con velocidad y desde afuera, Ugas en el centro controlando el ring, pero extrañamente más allá de hacer caras y movimientos corporales llenos de dramatismo, no lanzaba golpes de poder y muy pocas veces tomo la iniciativa.

Ugas se vio, falto de iniciativa y con un volumen de golpes muy escueto, en mis tarjetas dio 116-112, esto claramente desde mi papel de aficionado, pero el puntuar las peleas, ayuda mucho a dimensionar el nivel de los combates y su realidad. Si bien incluso pudo llegar a tarjetas ajustadas, debido algunos rounds cerrados, en ninguno de los casos, fue un dominio total del cubano, a quien nadie le comento que las peleas se ganan con golpes y no haciendo caras.

El combate tiene dos episodios conflictivos, uno de ellos es la puntuación a todas luces ridícula a favor de Ugas, ya que abre camino a la especulación más absurda y también, la extraña caída de Porter en el round 12, cuando una de las pocas derechas que lanzo Ugas en toda la noche, aterriza en la nuca o trapecio de Porter y este por sus pasos hacia atrás, se resbala y toca la lona, el árbitro lo toma como resbalón y continua la pelea. De hecho, Porter cual resorte se levanta inmediatamente.

Ugas, post combate, argumenta que la caída fue valida y que fue supuestamente robado, cabe preguntarse si las derechas de Ugas equivalen a un almohadón en la cara, ya que Porter se levantó en menos de un segundo. Posteriormente el mediático Ismael Salas, entrenador de Ugas, comenta haber ganado al menos ocho asaltos de la pelea. Creando un supuesto halo de robos y criminalidad deportiva. Si bien es cierto, no fue el Porter que venció a García o el que perdió lanzando piedras contra Keith Thurman, fue mucho más defensivo e impredecible, confundiendo a la clásica táctica cubana, de pelear al borde de las cuerdas, con la mano de apertura de izquierda y la derecha, mecanizada castigando desde los ángulos laterales.

Esta vez, Porter “el tira piedras” puso todo patas para arriba y cambio los paradigmas de su boxeo. El problema, ocurre con un “lloron” Yordeni Ugas, quien defiende su supuesta victoria, en base a muecas y gestos teatrales, y una acida campaña de redes sociales, cuando según él, derribo contundencia a Porter.

¿Serán los tiempos, del VAR en el boxeo?, AIBA ha propuesto usar el sistema de VAR en sus mega eventos durante este año, a modo de marcha blanca. A sí mismo en Super Series Boxing, se experimenta con una cámara en el árbitro, que permite una elocuente apreciación del punto de vista del árbitro. La tecnología llego para quedarse, es cosa de ver nuestra vida diaria, estas implementaciones técnicas, paulatinamente se irán integrando.

Ahora lo que no debe dejar de integrarse, es el juicio y la correcta actitud deportiva. Ugas podrá seguir su lloriqueo, por las redes sociales y programas deportivos, pero que haría contra otros campeones welter más poderosos que el mismo Porter, como Spencer jr o Terence “Bud” Crawford, de seguro, haciendo caras no se va a salvar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.