El británico Tony Bellew no sólo volvió a noquear a su paisano David Haye en la O2 Arena de Londres en una esperada revancha entre ex campeones sino que ahora no tardó tanto en lograrlo, pues acabó la batalla en sólo cinco episodios tras derribar a su rival en tres ocasiones.

Haye, quien había prometido cobrar venganza tras el nocaut en 11 episodios del que fue víctima en marzo del año pasado, estuvo lejos de competir de tú a tú con Bellew, quien estuvo mucho más activo a la ofensiva y mejor en la defensiva, evitando, con excepción del segundo round, esos bombazos que le hicieron daño en el primer enfrentamiento.

En el tercer episodio, Bellew, quien hace poco subió de peso Crucero a Pesado, dio muestra de su poderío al mandar dos veces a la lona a Haye, quien apenas pudo continuar la batalla ante la gran ejecución de técnica y poder de Tony y esperaba ansioso el campanazo que lo salvara del castigo.

En el cuarto asalto, Haye no pudo mostrar gran mejoría y trató de evitar los sólidos impactos de Bellew en el centro del ensogado al ir hacia atrás y lanzando sus golpes, pero sin mucha efectividad, mientras que Bellew, apegado a su plan de combate, esperaba el error que le permitiera acercarse más a la victoria.

El quinto round fue definitivo, porque, a pesar de que Haye intentó con mucho corazón recomponer el camino en busca del triunfo, no tuvo los arrestos para lograrlo, pues volvió a irse a la lona con un gancho de izquierda y se levantó de manera dramática.

Al final, Bellew se fue tras Haye para obligar a la detención por parte del tercero en el ring a los 2:14 minutos.

Con este resultado, Tony, quien sumó su cuarto cloroformo consecutivo, mejoró su marca profesional a 30-2-1 y 20 nocauts, mientras Haye, quien probablemente no vuelva a subir a un ring, se estancó con 28-4 y 26 fueras de combate, sumando por primera vez dos caídas en fila.

Leave a Reply

Your email address will not be published.