Comparte

Con una Luna colmado de gente esperando la de fondo, el oriundo de Tres Arroyos electrizó con su actuación y llenó de entusiasmo y esperanza de un nuevo campeón mundial a todos los presentes y a quienes lo siguieron por otros medios audiovisuales.

Crónica del triunfo. El primer round tuvo a ambos púgiles mostrando un poco de cautela y el ex campeón del mundo pluma, hoy visitante, mostró intenciones de complicarle la noche al local. Sin embargo Lemos fue ganando en confianza a medida que transcurrían los segundos y empezó a darle rienda suelta al poder de sus puños.

Ya en el segundo Selby fue un poco más contundente en la búsqueda de su objetivo pero se cuidaba un poco más de las contras del argentino, aunque no se animaba a ir por todo.

Desde la tercera vuelta “Tito” fue más efectivo en los golpes que lanzaba y llegaban a destino rompiendo la guardia de “el relámpago” que carecía de velocidad en sus movimientos y en las manos que querían aterrizar sobre su rival. Pero los segundos se fueron consumiendo y siempre terminar un round golpeando a tu oponente deja una mejor impresión a los ojos de los jueces y el público. Hasta ahí, y con una visión neutral se debía afirmar que las tarjetas favorecían a GL por dos a uno.

El comienzo del final. Esta fue una de las peleas que contagió el entusiasmo desde el ring hacia las tribunas. Ese minuto de descanso que según el boxeador y su andar en cada vuelta, puede durar una eternidad o transcurrir a máxima velocidad, estaba también rodeado de nerviosismo en la atmósfera, se respiraba una intensísima tensión, ya que la sensación era que todo lo que rodeaba esos instantes se cortaba con el frágil movimiento de una hoja de papel.

Las voces casi como si fuera un susurro bailaban alrededor del ring, aunque siempre para romper ese sonido ambiente bajaba de alguno de los cuatros costados un grito que contagiaba y el coro de voces se hacía escuchar “Y pegue, y pegue. Pegue Tito pegue”!!!

Con toda esa adrenalina que por momentos levantaba la mano, así comenzó el cuarto asalto y Lemos más decidido, como sí antes no lo hubiera estado, salió en búsqueda de la victoria. Tanto así la quería que el cross de derecha empezó a marcar el camino, llegaban en ráfagas los golpes al cuerpo y también los ganchos rompían la guardia del galés. Un choque de cabezas, en uno de esos momentos de cuerpo a cuerpo, abrieron el arco superficial izquierdo. Pero nada detenía el andar del argentino. Llegó el momento de la primera caída con un descendente de derecha que llevó al galés a quedarse hincado sobre las cuerdas y recibir la cuenta del internacional Mario González.

Con el ánimo bien arriba y una realidad que parecía darle fin más temprano que tarde al combate, llegó el final del cuarto.

Ya en el quinto no había lugar para la especulación de parte de ambos púgiles y el final se acercó a puro golpe, sabiendo que Selby estaba sentido y que el minuto de descanso no alcanzó, Lemos salió a hacer llover golpes de todos los estilos y una nueva caída, una nueva cuenta no fueron suficientes, pero ni bien le dieron el pase, todo siguió igual y el final lo decretó el árbitro.

Llegó la algarabía, estalló el Luna en gritos, cantos y aplausos. La victoria se quedaba en casa y la oportunidad del título mundial ya es realidad. Ahora habrá que esperar a George Kambosos Jr, que todavía no tiene pactada una pelea en los próximos meses y Gustavo Lemos ya es el retador obligado para intentar arrebatarle el título mundial ligero FIB.

Las preliminares. Las peleas previas también tuvieron la emoción de la temprana definición, ya que por el título latino vacante plata CMB tuvo como ganador a Brian Suárez por KOT7, sobre el salteño Durval Palacio, en un combate excitante que dejó la vara muy alta para los que siguieron.

Luego vino la primera participación internacional, cuando Pablo “Pacman” Corzo venció al ecuatoriano Roger Guerrero por KOT3, obteniendo el título Fedelatin welter AMB. El zurdo de Ecuador perdió cuando escupió el bucal y desde la esquina lanzaron la toalla, convencidos de que no llegaría la remontada. ”A lo Tyson”. La nota negativa es que Guerrero en uno de los cruces mordió en el hombro a Corzo, y aunque el árbitro lo vio no hubo descuento de puntos.

Otra rápida definición se dio en la tercera vuelta cuando nuevamente por KOT, José Ángel “Sansón” Rosa, realizó una gran pelea derrotando a Santiago Sánchez y levantando el título welter Fedelatin AMB.

Finalmente llegó la de semi fondo y siendo el turno de las damas, Evelyn “La Princesita” Bermúdez, dio una clase de boxeo derrotando a la venezolana Débora “La Pantera” Rengifo por KOT 3, y así realizando la quinta defensa exitosa de su título mini mosca FIB y sumando el cinturón de la OMB.

La gran velada organizada por OR Promotions tuvo la excelencia que tantas veces supo albergar el mítico estadio Luna Park, testigo de noches de “Honor y Gloria” del boxeo argentino y mundial.

Si llegaste hasta acá es porque te gusta nuestro contenido. Ayúdanos a seguir apoyando y difundiendo el boxeo nacional con tu aporte. Hazte socio de Boxeadores.cl y permitirás que podamos seguir adelante con este proyecto autogestionado. HAZTE SOCIO PINCHANDO AQUÍ.

TE PUEDE INTERESAR