Con casi 50 años como promotor de boxeo, Bob Arum descartó que vaya a vender la pelea del próximo 9 de abril contra Tim Bradley como la última de Manny Pacquiao en el ring, pues tiene la experiencia suficiente para pensar que en algún momento tendría la posibilidad de seguir combatiendo.

Arum visitó este jueves la Ciudad de México, y dijo que en dado caso de que así fuera, el legado de Pacquiao va más allá del boxeo, pues puso en el mapa mundial a Filipinas, nación de la que pocos sabían hasta antes de su éxito en el deporte de los puños, y hasta dijo que sería difícil concretar un duelo entre el tagalo y la estrella mexicana Canelo Álvarez.

“No, he dicho que no vamos a hablar de que esta sea su última pelea, porque me ha dicho quizá sea su última pelea, pero no estoy seguro. He estado en este negocio por 50 años y los boxeadores siempre se retiran, apenas en noviembre Brandon Ríos anunció su retiro después de perder con Tim Bradley y 30 minutos después me dijo que siempre no”, dijo sonriente el promotor neoyorquino.

Sobre el legado de Manny en caso de un adiós, expresó: “Pacquiao no sólo dejará un legado en el boxeo, dejará un legado en la historia, él representó en grande a Filipinas, la gente de Estados Unidos, México, no sabía mucho de ese país y gracias a él sabemos mucho. Continuará con su carrera política, será senador, será presidente, muchas generaciones sabrán de él, no sólo por sus peleas con Morales o Márquez, sino por el significado para su nación”.

También compartió Arum que ve difícil que pueda enfrentar Pacquiao a Canelo en dado caso que quiera seguir, pues la diferencia de peso es mucha. “Canelo es muy grande para Pacquiao, Canelo es Mediano o Superwelter y Pacquiao es apenas Welter, un Superligero natural, pero he hablado con Manny, vamos a ver cómo le va con Bradley que es una dura pelea y si luego quiere seguir peleando, y quiere pelear con Canelo, podemos hablarlo”, apuntó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.