En Tashkent, la capital de la lejana Uzbekistán, se desarrolló una animada velada la noche del sábado. Como gran atractivo estaba poder ver a gran parte de la generación dorada uzbeka, la misma que les permitió ser el país más laureado en el boxeo olímpico en Rio 2016, peleando por primera vez como profesionales en su país.

Uzbekistán ha sido uno de los países que con mayor celeridad se aprovechó del cambio reglamentario en el boxeo olímpico, el cual permitió desde 2016 que boxeadores profesionales pudiesen competir en las olimpiadas. Los uzbekos, que venían trabajando una suerte de escuela nacional desde hacía años, pudieron adaptarse de mejor manera que otros países, potenciando a sus amateurs y apoyando su transición al profesionalismo. En este tránsito hay tres nombres que se destacan, quienes ayer hicieron su debut profesional en suelo nacional: Shakhram “Wonder Boy” Giyasov, Israil “The Dream” Madrimov y Murodjon “MJ” Akhmadaliev.

La velada, organizada por Matchroom Boxing y transmitida por Dazn (aunque no estaba disponible en Chile), fue un hito en Uzbekistán, siendo catalogada como la primera noche boxística “de escala mundial” del país asiático. Ocho combates se desarrollaron, aunque la mayoría de ellos de escaso nivel (al final de la crónica, se puede ver el resumen de los resultados), incluidos algunos debutantes. Nos centraremos, como dijimos antes, en los tres grandes boxeadores de esta generación.

Shakhram Giyasov, de la categoría súper ligero y medallista de plata en Río 2016, entró al cuadrilátero del Humo Arena a defender su récord perfecto (10-0, 8 KOs) frente al mexicano Patricio López Moreno (28-4, 20 KOs). El ritmo del “Wonder Boy” empezó a marcar diferencias rápidamente y, ya sobre el final del segundo round, logró botar al Picudo. Sobre el final del tercer round lo volvió a botar y, esta vez, el mexicano no logró levantarse. Es el tercer nocaut del uzbeko antes del cuarto asalto de forma consecutiva, triunfo que lo eleva al lugar 24to en el ranking de BoxRec de su categoría, subiendo doce lugares. Tal vez ya es el momento de que Giyasov tenga un duelo ante un rival más duro, dado que ha sido capaz de superar con relativa facilidad a la mayoría de sus rivales. Tal vez aún no está al nivel de un título mundial, pero ya parece un escalón más cercano. Ahora, el originario de Bukhara se tomará unas semanas con su nuevo récord de 11-0, 9 KOs.

Israil Madrimov, un rápido súper welter, con un excelente juego de piernas y constantes cambios de guardia, también se presentaba con un récord perfecto (6-0, 5 KOs) ante quien parecía ser el principal escollo en su carrera: Emmany “El General” Kalombo, campeón africano del WBO proveniente del Congo, quien tenía un récord espectacular, al presentarse invicto con catorce victorias, todas por la vía rápida. Pese a la paridad en los números, The Dream marcó el ritmo desde el inicio tomando ventaja rápidamente en las tarjetas. Si bien, tal como en su pelea anterior con Eric Walker, en los asaltos intermedios Madrimov se vio algo cansado, logró recuperar su ritmo y botar a Kalombo en el octavo round. Tras diez asaltos, Madrimov ganó de manera unánime con bastante claridad. El luchador de Khiva, quien tras sus primeras cinco peleas parecía estar listo para un combate por el título, deja algunas dudas, sobre todo respecto de la capacidad para sostener el ritmo durante el combate y su defensa, a veces algo abierta. Pese a ello, super con distancia a un rival que parecía el más complejo de la velada para un boxeador local y es un paso adelante en el rápido ascenso de The Dream. 15to en el ránking de BoxRec de su categoría, tras subir once lugares, y con un excepcional récord de 7-0, 5 KOs, parece acercarse rápidamente a su ansiada pelea por el título.

Murodjon Akhmadaliev, de la categoría súper gallo y medallista de bronce en Río 2016, es quien más lejos ha llegado en estos pocos años de profesional. En el Humo Arena salía, como plato principal, no solo a defender su récord perfecto (8-0, 6 KOs), sino también sus dos títulos mundiales de la categoría (WBA e IBF) por primera vez. En la esquina contraria estaba el excampeón mundial de la categoría, el japonés Ryosuke Iwasa (27-3, 17 KOs), quien buscaría recuperar su corona. El jab de MJ marcó, desde el comienzo, el ritmo de la pelea. Iwasa no supo contrarrestarlo y, desde el cuarto round, el japonés comenzó a sufrir el combate. El quinto asalto fue el último, ya que el juez (de forma algo precipitada) marcó el nocaut técnico al minuto 1.30. No solo fue la primera defensa del originario de Chust tras su gran victoria frente a Daniel Román (donde le quitó los dos cinturones), sino que además es su posicionamiento definitivo como una de las principales amenazas de los súper gallos: hoy MJ está cuarto en el ranking de BoxRec, subiendo cinco lugares y parece ya en el nivel para una lucha por la unificación en la categoría (contra Stephen Fulton o Luis Nery). Akhmadaliev descansará estas semanas con su nuevo récord 9-0, 7 KOs, y con su primera defensa de sus cinturones ya realizada.

Más de diez mil personas se congregaron el Humo Arena de Tashkent. Fácilmente uno puede considerar que se fueron satisfechos a sus casas. Parece que la noche del 03 de abril en la capital asiática marca un punto de inflexión en la vida boxística uzbeka: los héroes locales (recibidos con flores en el aeropuerto a su llegada, tras hacer su campamento en Indio, California con el entrenador Joel Díaz) se lucieron ante su público y dieron importantes pasos para seguir avanzando en la carrera profesional. Entre MJ, Wonder Boy y The Dream ya tienen dos medallas olímpicas, dos cinturones mundiales y, esperan, podrán sumar más en los próximos años, junto a algunos de sus compañeros, como el peso pesado Bakhodir Jalolov, quien dará que hablar en Tokio 2021 (o cuando se disputen los Juegos).
Títulos mundiales, juegos olímpicos y grandes combates, esta joven camada uzbeka (todos tienen entre 26 y 27 años) parece lista para dar el asalto y ser una de las grandes atracciones de los años venideros.

Resumen de la velada:

M. Akhmadaliev derrotó a R. Iwasa por TKO en el 5R. Títulos WBA e IBF en Súper Gallo.

I. Madrimov derrotó a E. Kalombo por DU en Súper Welter.

S. Giyasov derrotó a P. López Moreno por KO en el 3R. Título internacional WBO.

H. Dusmatov derrotó a M. Kizota por TKO en el 2R. Título vacante WBA en Mosca ligero.

I. Kholdarov derrotó a K. Bushiri por TKO en el 2R en Súper Welter.

B. Jalolov derrotó a K. Zutis por TKO en el 2R en Pesado.

S. Tursunov derrotó a I. Yuchta por DD en Crucero.

M. Mirzakhalilov derrotó a T. Mjuaji por KO en el 1R en Súper Gallo.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Your email address will not be published.