Comparte

En peso y listo para la pelea de este viernes se encuentra el boxeador de la Araucanía, Cristián “Tigre” Palma, quien enfrentará en el casino Dreams de Temuco al argentino Guillermo Soloppi.

Este combate pactado a ocho asaltos en la categoría pluma, es parte de un plan del chileno de mejorar su posición en el ranking y optar por una chance al título Latinoamericano de la Federación Internacional de Boxeo.

Su rival, el argentino Guillermo Soloppi, viene de conquistar el título sudamericano de la categoría súper pluma en enero pasado y se presenta como un rival de cuidado para el chileno.

Luego de cumplir con la ceremonia del pesaje donde marcó exactos 57 kilos, Palma se refirió a lo que será la pelea de esta noche en el casino Dreams “estoy tranquilo porque hemos hecho las cosas de buena forma y porque completé más de tres meses de preparación”, aseguró.

En ese sentido, el “Tigre” agregó que “me juego mucho, pero a mi me gusta disfrutar el boxeo. No me pongo presión. Sé que la pelea es importante para mi carrera, pero sé que mis metas están mucho más arriba.

Dos combates profesionales en las preliminares.

La jornada de peleas que partirá a las 20:30 horas, contempla además dos combates profesionales en las preliminares. En primer lugar, otro boxeador local, Cristián “La Cobra” Díaz, enfrentará a otro argentino, Diego Damián Viveros, boxeador al cuál ya enfrento el 4 de diciembre de 2015.

“A Diego Viveros lo conozco bien. En Lautaro empatamos cuando estaba empezando en el boxeo profesional. Ahora estoy mejor preparado y siento que tengo las armas necesarias para derrotarlo”, señaló Díaz.

En tanto el semifondo lo animarán el temuquense Ricardo “Ventarrón” Vera y el prospecto capitalino, Gonzalo “Maravilla” Fuenzalida, en una pelea de revancha del encuentro que ambos sostuvieron en 2016 donde triunfo el púgil santiaguino.

Ricardo “Ventarrón” Vera y Gonzalo “Maravilla” Fuenzalida durante la ceremonia del pesaje.

Vera no gana un combate profesional desde el año 2005 y luego que regresara de un retiro que se prolongó por cerca de 5 años, no ha vuelto a ser aquél boxeador que alcanzó el título nacional peso mosca.

“Será una pelea importante para mí. Sé que estoy en la parte final de mi carrera y lo que quiero es ofrecer un lindo espectáculo”, sostuvo Vera.

Por su parte la pelea representa para “Maravilla” Fuenzalida, una oportunidad de recuperar la buena senda, luego del mal sabor de boca que dejó su última presentación. Por lo mismo la pelea con Vera es una chanche para demostrar por qué es considerado uno de los mejores pugilistas locales de su generación.